• 20-01-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Los guerreros de Capelli

Argentino consiguió el milagro. Lo hizo porque en la cancha tuvo un equipo al cual le sobró corazón para suplir las diferencias técnicas con sus oponentes de Uniceub/BRB. Lo hizo porque afuera tiene a uno de los mejores directores técnicos de Argentina. Lo hizo porque Juan Cangelosi lideró en la cancha. Lo hizo porque Marcus Melvin tuvo una de esas noches que recordará de por vida, de esas que son para meter en un cuadro o guardar el dvd.

El extranjero se despachó con 31 puntos y 11 rebotes. Demostró que vino para dejar atrás la imagen de Kavon Lytch y que no llegó al Turco para ser un número más que pasa desapercibido. A diferencia de Sanzón, se cortó el pelo y recuperó las fuerzas perdidas en los últimos juegos.

Máñana, desde las 17.45, contra Peñarol de Mar del Plata, medio Junín estará esperando que el milagro se termine de cumplir. Aunque, para eso, puede llegar a depender de otros resultados.

Ya desde el arranque Argentino demostró ser un equipo parejo en un aspecto al que Uniceub le saca mucho provecho, la velocidad. Franco Balbi, base de los de Junín, ejecutó con precisión y seguridad una ofensiva que supo capitalizar en sobre las desventajas de su adversario. El balón llegó a Marcus Melvin, a Juan Cangelosi y Marcos Saglietti, trío que ha demostrado ser efectivo para un Argentino que llegó a tomar ventaja de seis, 16-10 con 3 minutos por jugarse.

Si bien Uniceub respondió, empujando el balón y logrando canastos fáciles para Álex García y Guilherme Giovannoni, los de Argentina ya habían plantado las bases para jugar de tu a tu con el poderosos club brasilero. El primero finalizó 20-19 para Argentino de Junín.

Una racha de 11-2 abrió el segundo parcial para un Argentino de Junín que hizo lo que quiso en el tabloncillo del Palacio de Peñarol. Llovieron los triples de Cangelosi y Lucas Pérez, y los de Argentina sacaron ventaja de 10 puntos, 31-21. Vino el tiempo pedido de Sergio Hernández, y su equipo respondió. Uniceub le devolvió la medicina y montó una racha de 8-0 que los trajo de vuelta al partido.

Argentino fue más en defensa y ante un club brasilero que se vio obligado a tomar tiros incómodos a larga distancia con pocos segundos en el reloj de 24. Sin embargo, y esperanzador para Uniceub fue el hecho de que cerró la primera mitad abajo por un solo punto, 35-34, luego de sus peores veinte minutos en esta Liga Sudamericana 2013.

Argentino continuó con su gran trabajo detrás de la dupla Balbi y Melvin, que se adueñaron del tercer parcial anotando 16 de los 21 puntos para un equipo que llegó a tomar ventaja de 10 con un minuto por jugarse en el tercero. Uniceub, por su parte, lució desanimado en ambos lados de la cancha, en ofensiva conformándose con tiros a larga distancia, mientras que en defensa cediendo anotaciones fáciles a un Argentino de Junín que terminó el tercero con ventaja de siete, 56-47.

Uniceub armó un último empuje. De la mano de Martín Osimani, Giovannoni y García, los de Brasilia empataron el marcador a 67 con 3 minutos por jugarse. Sin embargo, apareció un Melvin de ensueño que con dos triples y tres tiros libres al hilo selló la victoria, 79-68, para un Argentino de Junín que regresa a la vida en este cuadrangular semifinal de la Liga Sudamericana 2013.

Melvin estuvo inmenso a lo largo de todo el partido y finalizó la noche con 31 puntos y 11 rebotes, mientras que García fue el mejor por Uniceub con 19.

Argentino cerrará mañana contra su compatriota Peñarol de Mar del Plata, mientras que Uniceub enfrentará al anfitrión Aguada.

¿Qué significó esta victoria? Que el próximo juego definirá los escenarios, pero en definitiva, Argentino de Junín regresó a estos escenarios de clasificación al Final Four.

Boxscore oficial del partido

FUENTE: Deporte de Junín y FIBA Américas.

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO