Ingrese texto de busqueda

17/06/2019 19:31 | Liga Endesa

Real con la última palabra

En un juego infernal, Real Madrid venció a Barcelona 81 - 80 en la última bola y acaricia el título de la Liga Endesa. La visita tuvo la ventaja pero entre Llull y Carroll con un bombazo le dieron el éxito al local. Campazzo y Deck fueron partícipes del juego.
Autor:José Fiebig (@Josefiebig en twitter)
Real con la última palabra

Real Madrid contó con el final a su favor como local. Ganó 81 - 80 para colocarse 2-0 y a solo un triunfo de conseguir el campeonato de la Liga Endesa. Facundo Campazzo cerró con 4 unidades (0-2t2, 0-3t3. 4-4t1), 2 rebotes y 1 asistencia en 18 minutos. Gabriel Deck sumó 1 unidad (0-1t2, 1-2t1) y 1 rebote en 11 minutos. Carroll con 25 pts y el triple del final fue la figura del partido.

Barcelona tuvo un buen arranque de juego. La visita se impuso defensivamente, no dejó que el local pueda crear ni conectarse rápidamente con sus tiradores. Tomic (4 pts, 3 reb) fue clave para comenzar el match y con ventaja de 9-5 en casi cinco minutos de juego.

Real Madrid con extraños problemas ofensivos, sin gol externo y sufriendo sus intermitencias en general. Bien controlados Randolph y Lull, tampoco Campazzo pudo anotar ni desbordar. Apenas un pasaje de Tavares (4), pero realmente muy poco del anfitrión. Barcelona con buen goleo repartido, errático también pero sólido atrás para cerrar 17 - 11 finalmente.

Real con la última palabra

La visita mantuvo su apuesta defensiva. No dejó que los bases entren en juego, y la banca funcionó en diferentes tramos. Heurtel y Oriola clave para anotar y generar espacios (23 - 15 y 25 - 17). De a poco Real Madrid encontró opciones, y arrancó el show de Carroll para comandar las acciones en el conjunto blanco. Taylor colaboró en el juego, Ayon (4) mostró toda su experiencia y Carroll fue determinante. El escolta con 3-4t3 y un parcial formidable de 12-2 para comandar las acciones.

Barcelona no titubeó y a pesar de sus enormes bajones volvió a responder. Claver fue muy importante como arma ofensiva, y se encontró con Tomic para dañar al Madrid. El local no pudo seguir en su buena racha, bajó su intensidad en ambos costados, y Claver con un bombazo cerró una respuesta de 7-0 y finalmente 34 - 29 al frente.

Las acciones prácticamente no cambiaron. Real Madrid intentó asomar, le costó asociar a Tavares al a ofensiva, apenas Campazzo anotó en la línea (4-4), y Barcelona continuó con su magnífico andar. Tomic ganó la lucha en los tableros, y Heurtel se encargó del resto. El francés con un triplazo para extender las cifras (44 - 33) tras una conversión anterior de Oriola. Real Madrid por momentos ido del juego y sin saber como salir del pozo.

Real con la última palabra

Heurtel (9) continuó con un unipersonal ayudado por Oriola (7) y por momentos tener +12 de distancia ante el local. Real Madrid forzó ofensivas, sacó faltas y tuvo un lapso clave para ilusionarse. Anotó tres triples consecutivos con diferentes actores pero un mejor cierre de periodo. Barcelona perdió la línea atrás, Carroll (7) a toda máquina y solo 59 - 53 la diferencia.

El final fue realmente increíble. Barcelona sostuvo su andar, prácticamente no dejó que Madrid llegue a buen puerto en sus acciones ofensivas. Así y todo Carroll (7) volvió a mostrar todos sus recursos, y en breve igualó las acciones en 62 en 2m30s. Barcelona volvió a responder en las malas, tuvo claridad en su andar y Real Madrid falló a larga distancia. Heurtel y Claver como figuras, y Pangos con un triplazo tras una excelente acción colectivamente. Un parcial de 10-1 para nuevamente comandar el juego con 4m40s por jugar. Barcelona mantuvo la ventaja, dio pocas oportunidades y llegó a los instantes finales +8(76 - 68).

Allí apareció toda la furia del Madrid. Llull y Randolph con sendos triples, Barcelona con yerros en la línea y una pérdida clave. El propio Llull con 2-2t1 a falta de 25s dejó todo abierto (77 - 74). Heurtel concretó 2-2t1, pero Randolph respondió duro con un triple y Clave apenas 1-2 (80 - 77). Con 9s llegó el momento culmine. Llull anotó el primero, malogró el segundo pero Fernandez tomó el rebote en ofensiva. Llull tuvo espacios, pero en vez de lanzar lo vio solo del otro costado a Carroll. Pase y el escolta con finta de tiro y en soledad clavó el tripl con 1.9s para ganar un partido casi imposible de creer.

El frenético final de juego con el bombazo de Carroll

José Fiebig

@Josefiebig