• 20-05-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Primero hay que saber sufrir

Sin dudas lo que produjo la diferencia en el comienzo del partido fue la buena defensa que ejerció el local, bien acompañada por una alta efectividad de sus tiros de campo. Barrios y Kanté se encargaron de cubrir la pintura, lugar donde hicieron foco las ofensivas de Quimsa al no poder concretar de larga distancia con Mázzaro y Brown.

Tanto en ataque fijo como en contra golpe, los de García encontraron situaciones más favorables que el santiagueño, quien naufragó en un primer cuarto que lo tuvo desconcertado en ataque y superado en defensa.

La ventaja para el celeste llegó a ser de 13, 20 – 7, pero finalmente los primeros 10 minutos se cerrarían con una diferencia de diez a favor del dueño de casa 29 a 19. Los 120 segundos de descanso fueron una bendición para la fusión.

El elenco del norte salió con otra cara a disputar el segundo chico, y rápidamente descontó la brecha. En poco menos de tres minutos se puso a tres, producto de una mejor eficacia, y una mayor presencia en su propio cilindro, teniendo mucho que ver Andrés Rodríguez en todo eso.

Alcanzó con un tiempo muerto pedido por el banco local para que el juego vuelva a su cause anterior. En un minuto el anfitrión se volvió a escapar por diez (36-26) dejando atrás los fantasmas del inicio del periodo.

Si bien cuando estuvo descansando Barrios la pintura celeste lo notó, Amicucci llegó a acomodarse a tiempo y sanear las falencias que en algún momento se dejaron traslucir. Con el regreso del ex Atenas, y el aporte de Kanté, Quimsa vio como Rodríguez solo no era suficiente, y por ende la ausencia de Reinick por lesión se volvió un mal mayor.

Sin encontrar recursos a través de Brown y Mázzaro; y teniendo enfrente un elenco que no acusó mayores problemas con la rotación, el santiagueño se fue al descanso largo abajo por 17, 49 a 32.

Pero los 17 se esfumaron al cabo del tercer parcial, producto de una gran defensa presión plantada por el cuadro de Fabio Demti, y al inicio del romance con el canasto de algunos de sus exponentes, caso Mázzaro y Treise fundamentalmente.

El Nacional mostró su peor cuarto en defensa y problemas a la hora de encontrar situaciones en ataque, sumiéndose sobre ese cierre en un mar de dudas, errores y mucha desprolijidad a la hora de correr.

Quimsa fue otro en defensa, y comenzó a hacerse fuerte en la lucha aérea, sobre todo en el cristal de enfrente, generándose segundas e incluso terceras oportunidades de llegar a un cilindro local que se vio muy desprotegido en relación a los 20 minutos anteriores.

Un triple de Mázzaro puso a la fusión a tres, y en la última bola del chico Brown no falló desde 45 grados, para poner las acciones como en el arranque y dejar el cierre abierto para cualquiera.

Fueron dos las claves que tuvo el dueño de casa en el cuarto periodo para quedarse con la victoria: la defensa y la efectividad desde la línea de los lanzamientos libres.

En el mejor momento de Quimsa, ya que tanto Treise como Mázzaro seguían encendidos pero a estos se le sumó la dupla foránea, el celeste supo ponerse firme, no permitir lanzamientos cómodos y sacar adelante un epílogo que por un momento lo tuvo en jaque.

El santiagueño fue víctima de su clave de tercer parcial: el contra ataque. A través de esa vía, vulnerando la presión que tanto molestó en el segmento anterior, los de García encontraron la llave para destrabar las acciones, alejarse por un par de puntos, y luego sí, desde la tranquilidad de la línea de libres comenzar a cerrar el juego.

Las salidas por faltas de Mázzaro y Treise no hicieron otra cosa más que acortar las vías de ataque para los de Demti, que poco a poco fueron perdiendo la esperanza que fervientemente había resurgido en el tercer chico.

El tándem Sahdi-Kanté, de lo más saliente en el cierre, fueron quienes se encargaron de terminar de consolidar el triunfo para el elenco bahiense que hace las veces de local en Monte Hermoso.

Síntesis

El Nacional (87): Fabián Sahdi 10, Federico Ferrini 11, Patricio Rodríguez 9, Pablo Barrios 11 y Djibril Kanté 30 (FI); Cristian Amicucci 2, Lucas Pérez 4, Byron Wilson 0, Jamaal Williams 5 y Sebastián Farias 5. DT: Juan Andrés García.

Quimsa (78): Jonatan Treise 12 (x), Julio Mázzaro 13 (x), Cleotis Brown 18, William Mc Farlan 12 y Andrés Rodríguez 15 (FI); Fernando Small 0, Sebastián Castiñeira 8 y Víctor Cajal 0. DT: Fabio Demti.

Parciales: 29 –19, 49-32 y 65-65.
Árbitros: Roberto Smith y Juan Fernández.
Estadio: Polideportivo

Foto: Emanuel Niel (eniel@pickandroll.com.ar)

Emanuel Niel
www.pickandroll.com.ar

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO