• 17-04-2024
  • Buenos Aires, 15°C

De la mano de Chiche

Dentro del marco de paridad que se esperaba, nada sorprendió. El juego estuvo lleno de momentos de uno y de otro. Como en una partida de ajedrez, ante una movida la respuesta del otro, de manera inteligente y eficaz.

En el arranque, hubo paridad en errores y apresuramientos, los dos querían definir el partido en los primeros 5 minutos, pero cuando se calmaron el juego ganó en belleza. Quilmes defendió mucho mejor, y el lobo se vio obnubilado, sin ideas en ataque y perdió 6 balones. Boozer (8 puntos) jugó mucho de espaldas y cerca del canasto y Cavaco (8 puntos) encontró los espacios para lastimar de cerca. En el duelo de internos la dupla Arce - Boozer fue más productiva que López - Fisher, tanto en ataque como en defensa.

En el comienzo del segundo parcial, con un triple de Daniel Farabello Quilmes sacó la máxima de 11 puntos (28/17), pero extrañamente, en su mejor momento equivocó los caminos, dejó de jugar interior y abusó del tiro de tres puntos (1/6) de la peor manera: a los 10 o 15 segundos de posesión, sin rebote ofensivo, perjudicando el balance defensivo e invitando a Gimnasia a que corra. La respuesta no tardó en llegar, Gonzalo García dejó en el banco a Fernández y Fisher y puso a Lauro y Moravansky, se hizo un equipo más liviano y rápido y con la batuta de Nicolás Gianella (13 puntos en el parcial) Gimnasia se vino para arriba. En los últimos dos minutos 20 segundos del cuarto, el lobo metió un parcial de 11-2 para irse al descanso arriba por tres: 43-46

La buena producción visitante se mantuvo en el inicio del tercer segmento que sacó una máxima de 7 puntos (43-50), pero en menos de un minuto y medio Quilmes estableció un parcial 8-2 con dos recuperos y un triple de “Chiche” y Cavaco yendo para adentro y consiguiendo cosas importantes. Otra vez, partido equilibrado.
El huevo estableció la variante táctica que sostendría el partido, Gil por Arce y a otra cosa, cuatro perimetrales para contestarle a Gonzalo García su equipo liviano con el “Ruso” Moravansky de cuatro.

El resto del tercer segmento fue un vaivén. Gimnasia volvió a perder 5 pelotas en 10 minutos porque la primera línea defensiva de Quilmes ahogó el traslado rival. Diferencia de dos para Quilmes al final 70-68.

Las casi 2500 almas en Once Unidos, esperaban un final parejo y estaba claro que ni a Bulfoni, ni a Gianella, estandartes del visitante la presión les pesaba. Sin embargo el cuarto final fue el segmento de quiebre del partido. Mientras tuvieron piernas, principalmente Gianella y el “Tuky” Bulfoni rompieron la defensa por el eje con sus uno contra uno, para el final, más cansados, la presión de Quilmes lo obligó a quedarse en el perímetro y respondieron entre los dos con 1/6 en triples. Al tiempo que la figura del Mejor Jugador Nacional, crecía para beneficio de sus compañeros que aprovecharon su simplicidad para abrir los espacios en ataque y aprovechar sus recuperos. Quilmes se escapaba.

Sin embargo el quiebre definitivo sucedió restando cinco minutos cuando “Chiche” se mandó en bandeja y en vez de tirar, asistió a Pablo Gil quien convirtió, pero Daniel cometió foul en ataque, que fue lo que protestó el banco de Gimnasia ganándose un técnico. Ibarra metió un libre de los dos y en la reposición otro doble quilmeño. La diferencia se hizo de 10 y el lobo ya no tuvo respuestas anímicas. Aunque faltaba mucho, Quilmes nunca bajó la presión defensiva toda la cancha, lo sacó a Lauro por faltas y Fernández pasó inadvertido, y sin juego y sin piernas, el final fue a toda orquesta.

La diferencia final, no oculta, para quienes vieron el partido, lo equilibrado del juego, y la sensación de play off largo. Pero Quilmes se aseguró la primer sonrisa en busca del premio final.

Pablo Tosal

Quilmes (98): M. Ibarra (16), D. Farabello (12), D. Cavaco (22), L.
Boozer (24), O. Arce (7), formación inicial; P. Gil (15). Entrenador, Oscar Sánchez.

Gimnasia L.P. (80): G.R. Fernández (2), N. Gianella (26), J. Bulfoni
(25), R. López (14), D. Fisher (2), formación inicial; L. Lauro (5), G.
Moravansky (6), H. Quevedo, F. Rivero y R. García. Entrenador, Gonzalo García.

Cuartos: Quilmes, 25-17; 43-46 y 70-68.

Árbitros: Pablo Estévez y Osvaldo Bautista.

Serie: 1-0.

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO