• 27-05-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Entre Ríos líquido rápido a Formosa

Con Leopoldo Ruiz Moreno y Daniel Farabello juntos, con buenas habilitaciones de los dos para Damián Tintorelli en la pintura, y con algunas dificultades para ponerse fuerte en su canasto y marcar diferencias de entrada, arranco el cotejo.

Claro que el poderío ofensivo entrerriano se encargó de disimular los baches que surgían atrás y con corridas y un par de triples el conjunto de Svetliza se colocó 29 a 11, cuando restaban algo más de tres minutos para terminar el parcial.

De nada le sirvió a Formosa defender zona en su tablero y tratar de cuidar la pelota adelante. Además, los entrerrianos se acomodaron rápido atrás y los contragolpes salieron bien y con definiciones luminosas, de las manos de Ruiz Moreno. Mientras que en ataque fijo Daniel Farabello se cansó de darle goles en la mano a Tintorelli y el conjunto local se fue al descanso 36 a 16 arriba y la gente agradeció con aplausos la alegría.

El coach decidió cambiar por completo la mitad de cancha en el segundo cuarto, Legaria, Villares, Quinteros se hicieron cargo de esa parte del juego, pero en los instantes iniciales del parcial, Michel y Tintorelli en la pintura, fueron los responsables de terminar las ofensivas. Después también variaron los internos, y ahí tomaron la posta los perimetrales: Legaria clavó un triple, Villares otro, y el tablero indicó 49 a 23 para el local.

De todos modos, más allá que la diferencia nunca estuvo en peligro, al equipo le causó problemas, por decirlo de alguna manera, cambiar de plano y en dos patadas cinco jugadores por otros cinco. Le costó coordinar adelante e irremediablemente cobró atrás. Además Quinteros entró sin fortuna para tirar. Fueron pocos minutos hasta que se volvió acomodar en ataque y encontró respuestas en Manuel Muguruza y en Raymundo Legaria. Asimismo no fue la mejor parte del elenco de Svetliza en el primer tiempo, que se apagó 61 a 38.

VEINTE DE MAS

Si bien Entre Ríos arrancó el segundo tiempo con Ruiz Moreno y Daniel Farabello juntos, no le fue sencillo recuperar el ritmo que tuvo en los instantes iniciales del primer tiempo, sobre todo porque Formosa encontró algunas soluciones ofensivas y el local no pudo correr seguido. En realidad, el conjunto de Svetliza se aflojó en defensa y pagó las consecuencias del caso sin sufrir demasiado, claro está, porque el tanteador seguía marcando la supremacía entrerriana.

Sobre el cierre del parcial y con más cambios, Entre Ríos siguió debilitándose atrás, y perdiendo sus chances de utilizar el contragolpe. Formosa aprovechó los instantes que duró el bajón para achicar la diferencia y ubicarse en una situación distinta en el partido, menos incómoda. Tal es así que se adjudicó el tercer parcial (que terminó 84 a 64) por 26 a 23.

Ser muy superior al rival también causa problemas. Más que problemas provoca distracciones. Es difícil en oportunidades mantener un ritmo cuando el oponente no causa un peligro real que motive reacciones rápidas. En definitiva eso le sucedió al conjunto local durante gran parte del segundo tiempo, y la excepción no estuvo el último parcial, donde Formosa llegó hasta colocarse a sólo catorce de diferencia: 88 a 74.

Asimismo, achicando distancias y peleando fuerte, el conjunto de Oscar Scarafía no llega a alarmar a los entrerrianos, que arribaron al final sin dificultades, ni sobresaltos, y sumaron su segunda victoria para seguir derechito rumbo a semifinales.

Dos que siguen firmes

Otra vez de la mano goleadora del Negro Cocha, el seleccionado de Chubut se impuso en el 68º Campeonato Argentino, derrotando en esta oportunidad al débil Mendoza, por 100 a 91, ocasionándole el segundo traspié consecutivo.

Así, el conjunto sureño sumó su segundo triunfo en la Zona B del certamen y continúa su marcha hacia la clasificación para las semifinales.

De todos modos, fue buena la propuesta del elenco mendocino, que empezó sufriendo la buena producción de Iturria en el poste bajo y de Pablo Marani con el tiro externo -este último, la otra figura de la cancha-, pero que luego con defensa agresiva, más la mano que le dio el ingreso de Juan Pablo Sánchez a Mauricio Pedemonte, se puso a tiro. Estuvo ahí, pero un par de robos con sus consecuentes contras y la efectividad de Cocha, le devolvieron la tranquilidad al seleccionado del sur.


CAMBIO A TIEMPO


En el segundo encuentro y cumpliendo los vaticinios previos, La Pampa logró su segunda victoria consecutiva, al derrotar a Santiago del Estero por 79 a 67.

El trámite del encuentro en los dos primeros cuartos fue muy equilibrado para concluir igualados en 36, en un juego sin mucho brillo.

En el complemento, las cosas cambiaron, porque el equipo dirigido por Carlos Bualó, mostró otra actitud defensiva, y apenas iniciado, logró por primera vez pasar al frente en el marcador. Carlos Mainoldi, se hizo imparable en la zona pintada, y como Pérez Issa seguía convirtiendo triples (hizo 6), las diferencias se hicieron más pronunciadas.

La Pampa prácticamente definió el juego, al quedar arriba 64 a 45 al cierre del tercer cuarto, aunque Santiago con mucha ganas y el goleo de Mariano Tagliotti, llegó a quedar a 9, pero no pudo achicar más.

Tras estas dos jornadas iniciales, así están ordenados en la zona B:

Posiciones: Entre Ríos, Chubut y La Pampa 4 puntos; Formosa, Mendoza y Santiago del Estero 2.

La fecha a jugarse hoy (tercera) tendrá esta programación: 17 Santiago - Mendoza; 19 Formosa - Chubut y Entre Ríos - La Pampa.


Se fugaron dos jugadores .
Enojados con el técnico Carlos Bualó, porque los hizo jugar pocos segundos y recriminó algunos errores en el primer partido, los jugadores Lucas Garayo y Mauro Dómina abandonaron ayer el plantel de La Pampa y no regresaron para jugar anoche en la segunda fecha. Ambos se refugiaron en Santa Fe, en la casa del basquetbolista Alejandro Reinik.

Fuente: El diario (Paraná)

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO