• 29-11-2022
  • Buenos Aires, 15°C

España superó a Rusia

Pero en un partido amistoso, por mucho que el Martín Carpena se vistiese de final con un ambiente festivo a más no poder y 9.000 aficionados poblando las gradas, lo que importan son las sensaciones y conclusiones que se puedan extraer. Y España, tratándose del primer test serio, cumplió con nota. Exhibió cierta falta de compenetración, errores en ajustes defensivos y algunos problemas en el balance defensivo, pero todo ello perfectamente subsanable, probablemente, debido a los escasos 15 días de preparación.

Este primer encuentro ha enseñado muchas cosas de la España de Indianápolis. Faltaba Gasol, y con él todo será distinto, pero se vio un núcleo básico formado por 7 jugadores: Navarro, Jorge Garbajosa y Alfonso Reyes, todos ellos claros titulares en sus puestos, y Raúl López, Nacho Rodríguez, Carlos Jiménez y José Antonio Paraíso compartiendo puestos y protagonismo. A Carles Marco, Lucio Angulo, Felipe Reyes y Oriol Junyent les correspondió un papel complementario, lo que da muchas pistas sobre las ideas que rondan la cabeza de Javier Imbroda.

Alfonso Reyes fue el jefe, el principal referente ofensivo. Dominó la zona, anotó sin muchos problemas y formó una pareja de lujo con Jorge Garbajosa, excelso en el tiro y máximo anotador del encuentro con 22 puntos. Entre estos dos pívots volvieron locos a los jugadores interiores rusos, cargados rápidamente de faltas por arte y gracia de Reyes, Garbajosa y de las incisivas penetraciones de los jugadores exteriores. Ese parece el mayor argumento de Navarro y Paraíso, acertados aunque algo irregulares. Eso sí, estuvieron más certeros de lo esperado en el tiro exterior, principal laguna española en los últimos tiempos. Y es que España tuvo unos porcentajes aceptables, anotando un buen número de lanzamientos.

Pese a que España se mantuvo por delante durante casi toda la primera mitad, Rusia nunca permitió una gran escapada, llegando incluso a adelantarse y gozar de 4 puntos de ventaja. El acierto en el tiro de Chikalkin, Koudelin y Karassev mantuvo a Rusia a rebufo de la selección nacional, pese a que los nuestros eran infinitamente superiores bajo tableros. Alfonso Reyes y Jorge Garbajosa se erigían en los ejecutores de un rival que apenas oponía oposición al juego interior español.

Los errores en el lanzamiento exterior y las continuas pérdidas en ataque impedían la fuga. Sin embargo, dos bombas de Lucio Angulo y Carles Marco variaron esta peligrosa dinámica y propiciaron una mínima escapada al borde del descanso, si bien Rusia volvió a sacar a relucir su excelente tiro exterior para irse al descanso sólo dos puntos abajo: 49-47.

Unos minutos de desconcierto en la reanudación pusieron a los rusos por delante (52-55), amenazando con cambiar la dinámica del partido, hasta entonces claramente favorable a España. Pero los nuestros no se amilanaron, forzaron muchas faltas y tiros libres ante el desacierto en el tiro, y consiguieron de nuevo el mando a falta de 12 minutos: 60-59.

Ese fue el fin de Rusia, que vio como España, con el show del aserejé como acicate, lograba un demoledor parcial 13-3 que dejó el partido visto para sentencia: 71-62. Aún quedaban 7 minutos y Rusia llegó a asustar en algunos momentos, pero tres triples españoles firmados por Navarro, Paraíso y Garbajosa devolvieron la calma y dirigieron a la selección a un merecido triunfo.

España 87 (23+26+17+21): Rodríguez (-), Navarro (12), Jiménez (4), A.Reyes (15), y Garbajosa (22) --cinco inicial-- Paraíso (14), F.Reyes (8), Raúl López (3), Lucio Angulo (5), Junyent (1), y Marco (3).

Rusia 80 (20+27+15+18): Karassev (10), Avleev (8), Chikalkin (15), Bashminov (5), y Morgunov (9) --cinco inicial-- Khriapa (10), Koudeline (8), Panov (3), E.Pashoutine (5), y Petrenko (7).

Árbitros: Hierrezuelo y García Ortiz. Probaron el silbato inteligente ideado por Mondo. No hubo contratiempos

Pabellón: Palacio de los Deportes Jose María Martín Carpena. Alrededor de 8.500 espectadores.

Pablo Malo de Molina

ACB.COM

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO