• 20-01-2022
  • Buenos Aires, 15°C

El orgullo de ser elegido

Barcelona está acostumbrada a tener espectáculos deportivos y de cualquier índole. No por eso debe dejar de sorprender la cantidad de gente que se acercó al legendario Palau Sant Jordi para presenciar a la Argentina ante Estados Unidos, dos décadas después de que el primer y único Dream Team pasara para marcar un antes y un después en la historia grande del olimpismo a 10 kilómetros de aquí.

Es cierto que el estadio no estaba colmado. El costo de las entradas y la crisis que vive la península se hicieron sentir. Pero a pesar de los éxitos que el deporte local está sumando en estas temporadas, chicas (muchas) y chicos con camisetas de cualquier equipo de la NBA aprovecharon los dos buses que salían desde Plaza Espanya especialmente reservados para este día, sin importarles que el seleccionado local jugaría recién 48 horas después. Querían ver a Bryant, James, Durant, Scola, Ginóbili y compañía.

Pero esta no fue la única distinción con La Coruña. La prensa, por caso, tuvo mayores comodidades. El servicio wifi fue reemplazado por el sistema de cableado de internet, tan deseado cuando en Galicia los fotógrafos tuvieron que desplazarse hasta sus respectivos hoteles para poder enviar sus coberturas.

Más de 600 acreditados de prensa, incluyendo técnicos con derechos de televisión y enviados de más de 15 medios estadounidenses están presentes en estos dos partidos en Catalunya que intentan tener una infraestructura bien parecida al nivel FIBA con pincelazos de la liga más importante del mundo. Verosímil o no, el Sant Jordi cuenta con dos oficinas para la Federación Española de Baloncesto a disposición pero también una exclusiva para la gente vinculada a la liga norteamericana que desde el lunes estuvo y está trabajando para que el espectáculo de esta noche y el del martes sean lo más similar a cualquier encuentro disputado en Los Ángeles o en Miami.

Por todas las exigencias que imponen los del norte, la FEB sugirió este palacio como escenario del encuentro. Pantalla LED, facilidades para el acceso, además de actividades para los que se acercan con tiempo a la zona del Montjuic, y capacidad para más de 16 mil espectadores. Ese toque de distinción se notó en el descanso largo con un gran show de David Garibaldi que retrató a Clyde Drexler a 20 años de aquel oro olímpico.

Algunas desprolijidades aparecieron: no anduvo el micrófono cuando el capitán Luis Scola estaba asignado para hablar con el público previo al partido o credenciales caseras para algunos a falta de stock en el plastificado aun para quienes llegaron una hora antes del encuentro fueron detalles que no empañaron la buena organización.

Por eso, más allá del resultado, es un honor que tanto España como los Estados Unidos hayan elegido hace tres meses al conjunto dirigido por Julio Lamas para que forme parte de su preparación y a partir de ahí, diagramar sus pasos previos a Londres. Este grupo lo tiene bien ganado.

Desde Barcelona - Tomás Rodríguez Couto
en twitter @TomasRodriguezC
especial para www.pickandroll.com.ar

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO