• 23-06-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Restos del fin de semana

Problema de horarios

Desde el miércoles ya se sabían los horarios de entrenamiento de los cuatro clubes en el parquet del Osvaldo Casanova. El sábado a partir de las 9 y con una hora de duración la cancha le correspondía a Peñarol.

A partir de las 10 a El Nacional, a las 11 Estudiantes y a las 12 Quilmes que finalmente prefirió realizar movimientos en el club El Ateneo de Punta Alta, ciudad donde se hospedaron las delegaciones marplatenses.

A las 8:50 no se encontró a nadie más que personal del club estudiantil abocado a terminar detalles de chicharra y reloj de 24. Cerca de las 10 se hizo presente en cancha, como estaba pactado, la gente de El Nacional que debió interrumpir su entrenamiento por la llegada del plantel milrayitas.

Poniendo como excusa la falta de información y acreditándose el horario de las 10, el conjunto de “la feliz” comenzó a entrenar y de esta manera los horarios se modificaron, no como la lógica mandaba (Peñarol a las 13 si Quilmes usaba su horario, o bien, a las 12 en reemplazo de este) sino que El Nacional ocupó el bloque de las 11 y el albo el de las 12. ¿Picardía? ¿Derecho de piso? saque sus propias conclusiones.

¡¿A dónde querés ir?!

En que poco tiempo repitió tantas veces esta frase Alejandro Alvarez, DT de Estudiantes. Un enojo justificado, por el marcador en ese momento. El local estaba muy cerca de Quilmes y Andrés Lopresti se fue afuera con el balón dejándole en bandeja el partido al plantel de Pepiche.

Paquito pidió minuto y empezó el show. “¡¿A dónde querés ir?!”, una vez, dos, tres, y Andrés que había quedado enganchado en un cartel de publicidad no llegaba al banco de suplentes aún. Cuatro, cinco, estaba llegando el jugador albo cuando de pronto un ruido muy fuerte cortó el murmullo del Casanova.

La silla que usaba el coach ex Alem para charlar con sus jugadores fue la mejor terapia para descargar su bronca. La tomó y la arrojó contra la protección del banco de suplentes. Luego la volvió a tomar con serenidad, la ubicó delante del banco, se sentó y dialogó con sus dirigidos.

“¡Seguí, Seguí!”

La nueva reglamentación que rige para los 24 segundos trae bastante mal a jugadores y técnicos, sino, pregúntenle a Juan Andrés García entrenador del Nacional. Restaban tres segundos y defendía el celeste. Lanzó Peñarol, tomó el rebote Sureda, sonó la chicharra y se empezó a escuchar: “¡Seguí, Seguí!” de pronto, todas las miradas se dirigieron hacia el coach que dándose cuenta de la culminación del cuarto optó por taparse la cara y ponerse a reír.

Premios

Gorro: la de bronce se la llevó Fernando Álvarez jugador del CEN. En el juego del domingo, promediando la segunda mitad no permitió que el disparo de tres puntos lanzado por Martín Aguirrezabala llegara a picar en la zona pintada.

Cielo raso: no se televisó, aunque la tapa de Martín Reynoso a Irigoyen lo valía. Finta del atacante, finta del defensor, tiro de media distancia a la par de la línea de fondo con el banco de estudiantes expectante y balón que por poco no termina en la popular. La de plata para el ex River.

Techo a dos aguas con revestimiento: ocurrió el sábado. Se puede argumentar que mide 2.08 y el tapón se lo realizó a un jugador que no supera el 1.85 que estaba realizando una bandeja y que no lo vio llegar, pero la lectura defensiva y la rapidez de movimientos que manejo en ese instante para incrustar “la americana” en el tablero y de yapa la mano que le sobró también, bien le valen la medalla de oro a el pivote de el nacional, Nicolás Ojeda.

Lucas martina fue operado de la rodilla ayer por el Dr. Vargas y deberá cumplir 4 semanas de rehabilitación, posteriores a la operación. De todos modos, estará para el comienzo de la temporada oficial del TNA. El jugador serbio Marko Zoric fue cortado anoche por el entrenador Juan García, luego de disputar los dos partidos ante Peñarol en los que aportó 16 y 10 puntos respectivamente.

www.pickandroll.com.ar

COMENTARIOS (2)

lucho 09/09/2003

muy mala actitud de Prego sobre el final del segundo partido, sabía que lo van a tapar y desestabiliza en el aire,de deportista no tiene nada, ni siquiera le da la mano cuando está en el piso Otero y si tiene boca para insultar al técnico. Si eso hace con un juvenil ex compañero no habla muy bien de su persona. Lamentable. Aguante Diego tus amigos de Trelew estamos cerca tuyo.

Responder
quilmeño 09/09/2003

Que culpa tiene Diego si el otro gil estaba caliente y fue a pegarle un garrotaso que se joda<BR/>AGUANTE PREGO Y AGUANTE QUILMESSSSSSSSSS<BR/>Che una duda ¿Cuándo es el clásico que es lo único ganar?<BR/>CON UNIÓN VAN A JUGAR EL CLÁSICO<BR/>Quilmes crece...Peña desaparece

Responder

DEJA UN COMENTARIO