• 28-01-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Mendoza y Formosa, los últimos pasajeros

En San Martín, Mendoza se quedó con la final del Promocional al derrotar a Formosa por 76 a 56 y finalizó la clasificación de forma invicta. Así, integrará el Grupo B con Santa Fe, Entre Ríos y Santiago del Estero. El seleccionado formoseño ya se había ganado un lugar en el Argentino, en donde cerrará el Grupo C junto a Buenos Aires, Córdoba y Chaco. Por su parte, el Grupo A ya estaba completo por Neuquén, Tucumán, Corrientes y La Rioja.

Formosa llegaba como tapado al Promocional, al tener que hacerse fuerte de visitante y con un equipo con sólo dos jugadores por encima de los 24 años. Sin embargo, marcó diferencias con agresividad defensiva y decisión en los contraataques, imponiendo un ritmo intenso a partir de su buena rotación.

Así, superó a San Luis por un claro 100 a 80 para después sorprender al organizador San Juan y derrotarlo 79 a 66. Finalmente, los dirigidos por Oscar Scarafía lograron la clasificación al Argentino al vencer con sufrimiento a Misiones por 86 a 81.

En un plantel conformado por varios sub 23 que disputan la Liga de Desarrollo con La Unión, y pese a la experiencia de Fabián Barraza y Javier Cáceres en el poste bajo, los hilos los llevó Sergio Mora. El armador, que defendió la camiseta de Hindú de Resistencia en la última edición del TNA, fue una de las primeras opciones de gol en ataque estacionado del representativo formoseño y analizó la clasificación de Formosa al Argentino:

Tuvieron muchos kilómetros de viaje y cuatro partidos seguidos, lo que significó mucho desgaste. ¿Qué sensación tienen en el grupo ahora, que el objetivo de clasificar al Argentino está cumplido?

Sí, la verdad que fueron muchos kilómetros y el desgaste se siente en los jugadores más grandes, que son Javier Cáceres y Fabián Barraza. Por ahí los más jóvenes lo podíamos llevar un poquito más fácil. Sabíamos que teníamos las posibilidades de clasificar, porque tenemos jugadores que juegan muy bien y los más chicos tienen unas piernas que ni sintieron el viaje y pasaron los tres primeros partidos como si nada. Ellos fueron los que nos dieron ese aire y ese cambio que necesitábamos al final.

Los más jóvenes del equipo también fueron los que impusieron el ritmo del equipo. Formosa jugó parecido al equipo de Liga de Desarrollo de La Unión de Formosa: se apostó a la defensa y al contraataque. ¿Cómo se acoplaron los demás a ese sistema, que ellos ya lo tenían tan aceitado?

Sí, creo que los más grandes fuimos los guías del equipo para acomodarlos en algunos momentos, pero los más chicos llevaron el caballito. Nosotros sacamos la diferencia en el tercer y el último cuarto en los tres primeros partidos y fueron ellos los que mantuvieron el ritmo y la responsabilidad.

Formosa no llega como favorito al Argentino pero, ¿para qué pensás que está el equipo, ya sabiendo que están en el Grupo C?

Creo que si bien nuestro potencial no está para pelearles a las principales provincias como Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe o Entre Ríos, nosotros apuntamos a mantenernos 8° o 9° para conservar la plaza en el Argentino. A cada año los chicos siguen creciendo y siguen sumando minutos y juego, por eso lo más importante sería mantenernos ahí sabiendo que somos un grupo joven. Somos todos pibes que tenemos diez Argentinos más para jugar tranquilamente y hay que priorizar mantenernos en el más alto nivel.

En estos partidos de Promocional también habrán visto algunas cosas para mejorar. ¿Qué aspectos pensás que tienen que trabajar para estar al nivel del Argentino?

Por ahí una de las cosas que se notó es que tenemos poco rodaje y nos costaba entrar en ritmo los primeros dos cuartos. En el segundo tiempo creo que salía a relucir lo mejor que tenemos nosotros, que es la defensa y la velocidad o vértigo para jugar. Se podría mejorar el cinco contra cinco y el cambio de ritmo para meternos en otro tipo de juego también nosotros.

En lo personal, tuviste un rol muy de referente con Javier Cáceres. Eran las cabezas frías en el ataque estacionado. ¿Cómo lo atravesaste a ese rol?

Muy bien. Yo sabía que a medida que van cambiando las generaciones ese rol nos va quedando más a Javier y a mí. Somos conscientes de eso y sabemos que tenemos que guiar a los más chicos que tienen mucho talento. Nos toca manejar eso más que nada, manejar a los chicos para que sepan explotar ese potencial que tienen.

Mendoza, por su parte, fue un aluvión en todo el Promocional. Organizó la primera fase, disputada en la localidad de San Martín, donde derrotó primero a Tierra del Fuego (91-51) y después a Misiones (93-72) para quedarse con la primera colocación del grupo. En la semifinal, no dejó ningún tipo de dudas frente a San Juan, a quien venció por 93 a 65 para conseguir su pasaje al Argentino de Neuquén.

A pesar de contar con una buena base de jugadores que disputan el Torneo Federal en equipos de la provincia (Rivadavia y Anzorena), el conjunto mendocino tuvo como estandartes a dos sub 23 que defienden la camiseta de Bahia Basket en la Liga Nacional: Martín Fernández (se lesionó en el primer minuto del partido contra San Juan) y Ariel Ramos. Este último fue una de las claves para que los dirigidos por Pablo Moyano vuelvan a disputar el Argentino y dejó sus impresiones sobre el desempeño de Mendoza y sobre lo que se viene:

Mostraron mucha superioridad en los tres partidos y se notó que encontraron química enseguida. ¿Qué sensaciones hay en el grupo ya con la clasificación en el bolsillo?

Estamos muy contentos por volver al Argentino. Este año cambió el formato, porque sino teníamos que esperar: se ascendía y recién se jugaba al año siguiente. Ahora se nos da la posibilidad de seguir con el mismo grupo y dentro de unos días poder ya estar jugando el torneo Argentino. Saber eso es una sensación linda.

¿Fortaleció al grupo jugar de local?

Sí, siempre está bueno jugar de local porque te da un plus extra y siento que lo pudimos aprovechar.

Pese a la ventaja que sacaron, que siempre fue de doble dígito, ¿qué detalles pensás que tienen que trabajar contra los rivales que se vienen ahora, que serán más duros?

Creo que tenemos que ajustar la defensa. Si bien marcamos muchos puntos, en varios aspectos defensivos anduvimos medio flojos. Necesitamos hacernos mucho más fuertes atrás, porque ahora vamos a jugar contra equipos que van a jugar más ordenado o a otro juego diferente que lo que fue este Promocional, así que creo que va a ser clave seguir mejorando la defensa. En ataque, dentro de todo estamos bien. Hemos llegado a hacer 30 puntos por cuarto. Es algo raro eso, no siempre vamos a hacer tantos puntos, así que hay que mejorar un poco más la defensa.

¿Qué objetivos se plantean dentro del grupo para este Argentino? ¿Se quieren acomodar o ya van con la mentalidad de ver si pueden robar un par de partidos y meterse en la pelea?

Mucho no lo hablamos. Nuestro primer objetivo era clasificar al Argentino, pero ahora vamos por todo. El primer objetivo está cumplido y ahora vamos al Argentino con la confianza de haber hecho un buen Promocional.

En lo personal, ¿cómo viviste la experiencia de ser joven y tener un rol importante dentro de la selección de tu provincia?

Es un recambio que se hizo en Mendoza. Ahora somos todos jugadores jóvenes y no lo sentí tanto porque vengo jugando hace mucho tiempo con la selección y de esta forma, así que creo que por eso no me pesó.

¿Cómo impactó en el grupo la lesión de Martín Fernández, en el comienzo del partido contra San Juan?

Sinceramente, yo me enteré a lo último. Le pregunté, “¿qué hacés con esa venda?”. Ahí me enteré que se había luxado el dedo, así que tiene diez días afuera y se va a perder el Argentino. Es una baja muy sensible, porque es uno de los anotadores del grupo. Ahora vamos a tener que buscar rápido un reemplazo y la verdad es que hay poco tiempo para acomodar al chico que venga



Fernando Brovelli (@ferbrovelli)

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO