• 29-01-2023
  • Buenos Aires, 15°C

Respiró profundo

El juego fue intenso en su arranque. A Argentina le costó anotar, pero su defensa fue positiva en el comienzo. Fernandez y Chapero tomaron bien a Sotto, lo alejaron del aro, y se apropiaron de su recobre. Paz y Cavallin con fiereza atrás, y sin que Fortea pueda desequilibrar. Argentina trató de buscar opciones, tomó lanzamientos externos, donde Chapero sorprendió con un bombazo en los primeros instantes. Filipinas con poco gol, sin claridad y atado en su ofensiva. Argentina se mantuvo firme en su defensa, le agregó velocidad, donde Fernandez se anotó en los dos costados. Justamente el interno, dio una linda asistencia a Paz, y luego un doble más bonus, sumado a libres.

Filipinas apurado en su ofensiva, carente de asociaciones, y sin segundas opciones. Mateo Diaz volvió a rendir, le dio vértigo al equipo, y confianza para atacar fuerte el aro rival. Argentina se escapó 15 - 6 en 6m30s, y estuvo bien parada atrás, aunque Filipinas encontró rebote ofensivo (5) para generar problemas. El albiceleste con una notable confianza, amigado con el aro, y obteniendo buenas ventajas con el correr de los minutos. Un bombazo de Fernandez dejó a Argentina +11, aunque los asiáticos aceleraron y Calimag (2-3t3) fue buena opción. El conjunto de Lifschitz bajó su efectividad, tuvo una corta rotación, aunque Filipinas (16% de campo, 2-9t3) estuvo desenfocado. Finalmente el equipo cerró 20 - 13 arriba.

Argentina trató de no perder las riendas. Lifschitz cambió el roster, siempre con una doble base, y un solo interno definido. Scacchi aportó un bombazo, sumado a la agresividad defensiva que propuso el equipo en general. Filipinas apurado, sin jugar en la pintura, y apostando en demasía al tiro externo. Argentina ajustó bien, llegó en las ayudas, y adelante pudo sacar ventajas. Bertona tuvo su lapso positivo escalando hasta la llave sobre Sotto, y luego con un bombazo a la carrera (28 - 17). Filipinas acortó del perímetro, pero sin ideas, y desbalanceado en defensa. Bertona siguió encendido, en velocidad fue imparable, y aplicó un no look pass para levantar al público.

Argentina siguió firme con su segunda escuadra, Filipinas con dudas, y tratando de achicar lo más rápido posible sin demasiado juego. El local sostuvo el partido, pero con muchas exigencias y poca efectividad. Bertona con demasiado protagonismo, y Filipinas insistiendo con el tiro externo y la potencia de Sotto. El albiceleste con poca creatividad, le costó romper la primera línea en ataque estacionado, y bajó su intensidad. Solo un doble de Cavallín ahuyentó los fantasmas, aunque Filipinas fue agresivo y emparejó las acciones. Argentina resistió, encontró un par de asociaciones y defensas fuertes para sentenciar 36 - 32.

El tercer cuarto fue duro y defensivo. Argentina le costó sostener su intensidad sin falta, y Filipinas tocó la puerta del juego. Chapero sumó su cuarta personal, y Paz su tercera en solo un par de minutos. Así y todo, la banca respondió muy bien. Cavallín con un bombazo sumado a un doble más el bonus en velocidad. Argentina atoró bien a Sotto, y el resto pudo acompañar. Varisco se sacó la mufa personal con un triplazo, y Paz hizo lo mismo antes de salir por faltas (48 - 38). Argentina con confianza en su tiro externo, y con mucho esfuerzo protegiendo su cristal. Lifschitz buscó un elenco dinámico, donde nuevamente Diaz se adueñó de la base con un perímetro alto y Fernandez en defensa sobre el gigante Sotto. Argentina bajó su efectividad, le costó sostener el resultado, y encima Filipinas volvió a acercarse. Fernandez sumó otra falta más, y Lifschitz decidió colocar dos interno en cancha.

Abadiano aportó un triple en soledad para un parcial de 7-0 en un par de minutos. Diaz sacó del pozo a Argentina, aunque el partido fue muy tenso y duro en ambos costados. Argentina con ciertos desajustes adelante, y muchas dudas en su juego. Las variantes desaparecieron, y Filipinas pudo acelerar, lo tomó mal parado en la transición al albiceleste y pasó al frente. Padrigao aportó un triple para empatar el match, y luego Tamayo puso arriba a Filipinas 54 - 52 con dos minutos por jugar. Argentina reaccionó a tiempo para recuperar la ventaja. Scacchi empató el partido, y luego Bertona junto a Fernandez hicieron el resto. Libres del interno, y un bombazo del base para tener renta con un 6-0. Sotto siguió haciendo de las suyas, aunque el albiceleste terminó 58 - 56 arriba.

Argentina mantuvo sus vaivenes a lo largo del periodo. Bertona como guía absoluto del equipo, jugando el pickandroll con Fernandez, o bien en la descarga para algún lanzamiento externo en velocidad. Filipinas soportó ese buen arranque de Argentina, y con sendos bombazos de Fortea tomó el comando. Argentina dio ventajas atrás, le costó ajustar y el base asiático sacudió las redes con un parcial de 8-0 (64 - 61). El partido fue intenso, de mucha velocidad, donde nuevamente Argentina pudo reaccionar en las malas. Fernandez primero, y luego Paz con libres lo colocaron al frente al albiceleste con 6m30s por jugar.

El elenco de Lifschitz fue agresivo en defensa, trató de tener el comando, pero no contó con la puntada en ofensiva ni regularidad en ese aspecto. Filipinas se fue de foco, no pudo lanzar cómodo, aunque el partido siguió muy fino en el resultado global. Argentina recuperó, y con un parcial de 6-0 tuvo el score a su favor con medio cuarto por jugar. Hubo un par de encontronazos que generaron la quinta falta del peligroso Tamayo, y la bola para Argentina.

Diaz tuvo un par de corajeadas claves. Un bombazo primero, y luego un doble encarando al aro toda la defensa. Filipinas malogró varios chances y segundas oportunidades, Fernandez fue un toro en defensa, y el resultado siguió muy cercano. Argentina no claudicó, y Fernandez capitalizó un enorme rebote ofensivo para llegar a los dos minutos finales al frente 74 - 68. Argentina batalló en cada defensa, y encima sacó de regalo una falta antideportiva. Si bien no la aprovechó, luego recuperó el balón en dos oportunidades. El juego fue tenso, sin gol, y con otra antideportiva a Fernandez con 44s.

Insólitamente Argentina hizo 0-4 en libres y no lo pudo resolver, y volvió a perder la pelota. Filipinas aprovechó todos esos regalos, y Fortea clavó un bombazo para quedar solo 74 - 71 abajo con 26s. Cavallín se apuró en la salida, malogró, y Fortea falló luego su triple en una salida de costado. Argentina salió en velocidad, pero Scacchi se apuró, y otra vez perdió el balón con 7s. Filipinas fue mejor defendido, Sotto tomó el triple, lo falló pero Abadiano tomo el recobre, aunque lanzó sin tiempo. Argentina respiró profundo.

José Fiebig

@Josefiebig

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO