• 29-01-2023
  • Buenos Aires, 15°C

Canadá y Francia por demolición

El partido arrancó equilibrado y con toque defensivo. Nueva Zelanda conteniendo al perímetro galo en el ataque estacionado, sin permitir que pueda correr. En la pintura los oceánicos se impusieron, pero prácticamente sin tener gol. De a poco Francia se soltó en el marcador y en el juego, donde Hayes se conectó con Cazalon, y Madelon desde la conducción (6 -2). Miyen en el poste fue un muro para Francia, y los galos intentaron extender la brecha, aunque Nueva Zelanda no aflojó en defensa, y emparejó por completo el comienzo (10 – 10). Rissetto y Broughton fueron difíciles de marcar, y Francia necesitó cambiar fichas buscando mejores resultados.

Gauzin sacó un triple de la galera, y tras una defensa en bloque, Maledon respondió en velocidad. El partido continuó sumamente duro en defensa, Nueva Zelanda contrarrestando con su potencia física, y metiendo en problemas a Francia. El elenco europeo mostró recursos, jugó con un elenco más versátil y liviano para correr. Los oceánicos nuevamente con muchos inconvenientes de efectividad (35% con 3-13t2), de claridad, y Francia con el cierre. Un parcial de 9-0 con un bombazo de tablero de Gauzin para quedar 24 – 15.

Francia mantuvo su buen nivel en ambos costados. Con su segunda guardia atacó fuerte el aro, Crusol aportó su calidad desde la base, sumado a un bombazo de Samson a 45ª. Nueva Zelanda insistió con su potencia y fuerza de los internos, pero previsible para atacar. Francia rotó bien su plantel, los internos hicieron su trabajo de rol, y las diferencias se agigantaron con cierta facilidad. Buenas asociaciones ofensivas, ajustes tardíos del rival, y tras un doble más bonus de Ebonkoli, Francia quedó 34 – 20 al frente.

Francia descargó bien para sus internos, Francia tuvo mucha rapidez mental para decidir y seguir extendiendo la ventaja a +17. El juego tomó temperatura con un encontronazo entre Cazalon y Dance, para luego cada defensa ser agresiva y con mucho roce de ambos lados. Francia bajó su eficacia, se metió en el enredo del rival, aunque sostuvo sin problemas la diferencia. Nueva Zelanda con pocas ideas, y pérdidas de balón en el cierre determinantes (4). Crusol resolvió con un bombazo en soledad, sumado a los pivots galos que cortaron línea de pases, sobrecargaron el cristal, y fueron buenos receptores adelante. Francia siguió intenso atrás, y cerró 47 – 29 la primera mitad.

El elenco europeo mantuvo su supremacía. Pudo llegar con facilidad al aro, encontró variantes y velocidad para poder sin mayores problemas. Carene dio una mano en la pintura y reboteando en ambos cristales. Hayes paseó su calidad, sumado al perímetro que se movió muy bien para encontrar espacios (53 – 31). Nueva Zelanda siguió caído de brazos, no pudo fortalecerse en los cristales, y no encontró facilidades para anotar. Francia muy firme en defensa, Hayes con un triple formidable con un step back en la esquina, y pasó a controlar por completo el partido.

Francia en sintonía en ambos costados, y mucha claridad para definir las acciones. Nueva Zelanda parado en zona 2-1-2 pero sin poder poner en aprietos a su rival. Crusol aportó otro triple, sumado a la defensa interna, y luego Gauzin tuvo una racha de puntos para encauzar el barco (63 – 34 a falta de 2m30s). El partido se inclinó por completo, Francia con el dominio de las acciones, tuvo recursos, juego colectivo y no pasó contratiempos. Nueva Zelanda no pudo tener presencia en el poste, y sufrió el cierre de 68 – 42 para los europeos.

El final no varió en absoluto. Nueva Zelanda parado en zona, pero sin respuestas adelante. Chocó constantemente, no tuvo buenas descargas, y Francia siempre estuvo cómodo atrás. Desgastó sin problemas a los oceánicos. Cazalon aportó su cuota anotadora, sumado a toda la jerarquía de Hayes para convertir y asistir en profundidad a los internos. Francia nunca bajó la intensidad, fue indetenible en las ofensivas rápidas luego de recuperar y atrapar muy bien atrás. Los galos con recursos de sobra, velocidad, y mucha capacidad para anotar desde diferentes maneras. Hayes (8) tuvo su lapso creativo, y con un parcial de 13-4 demolió a un rival carente de soluciones ofensivas (30% de campo, 4-19t3) y con 27 pérdidas.

CANADÁ SIN PROBLEMAS ANTE FILIPINAS

Canadá obtuvo una cómoda victoria ante los asiáticos. Fue un contundente 102 - 62 de la mano de Moncrieffe con 22 pts y 11 rebotes, seguido de Krikke con 13 pts y 7 rebotes. En Filipinas, Abadiano sumó 19 pts y Sotto 16 pts y 8 rebotes.

Canadá dominó desde el comienzo las acciones. Pudo defender muy bien la primera línea, Sotto prácticamente no recibió, y adelante pudo encarar fuerte, y encontrar soluciones. Krikke y Patterson dominaron los rebotes, sumado a la potencia física para desequilibrar adelante. Filipinas completamente fuera de foco en ofensiva (0-8 de campo), y Canadá con ventajas claras en los primeros instantes. Contó con un goleo repartido, pasó bien la pelota, y sacó una renta de 14 – 0 en medio cuarto simplemente.

Presionó bien arriba en tres cuartos de cancha, donde le dio dolores de cabeza a un elenco asiático caído en ambos lados. Filipinas no pudo anotar de campo, ni poner la bola cerca del poste. Canadá con mucha confianza y eficacia para resolver cada ofensiva. Moncrieffe (5) acompañó, sumado a sendos bombazos de Sakota y Hemmings. Hubo buen box out, presión exitosa, y con ventajas imponentes (22 – 4). Filipinas cerró sin goles de campo (0-14tdc, 0-6t3), y Canadá con la cancha inclinada. Dominó a voluntad los rebotes (21 a 10), y cerró sin problemas 26 – 7.

Las cosas no variaron demasiado. Canadá impuso su velocidad en todo momento, y prácticamente no dio oportunidades. Pudo defender duro a Sotto, lo aisló del resto, y adelante con recursos y buen juego de pases estiró sin problemas la diferencia. Filipinas continuó muy desenchufado del encuentro, y Canadá cada vez con mayores ventajas. Tomó renta de 39 – 15 en pocos minutos, y siguió firme a pura velocidad y potencia. Desgastó con facilidad a su rival, y prácticamente que no hubo partido. Patterson y Hemmings dieron muchas soluciones, sumado a la sobrecarga al rebote ofensivo, y la intensidad propuesta. Si bien Filipinas levantó sus números (9-18tdc) con Sotto (6), pero defensivamente el elenco asiático regaló demasiadas ventajas. Canadá rotó bien su plantel, tuvo regularidad de campo (50% con 5-12t3) y cerró al frente 51 – 26.

Canadá siguió con firmeza al frente. La defensa sobre Sotto fue clave, tanto por adelante, como en el uno contra uno. Adelante mostró mucha velocidad todo el equipo, donde el perímetro realmente hizo estragos en todo momento. Colectivamente fue muy superior, pasó bien la bola en contragolpe y continuó sacando ventajas. Buenos pasajes de Moncrieffe y Krikke (8 pts entre ambos) para sacar de la cancha a Filipinas. En la pintura Mnott y Bediako fueron importantes dentro de sus roles para aportar al equipo. Canadá tocó un techo de +31 (65 – 34) a falta de medio cuarto por jugar. Filipinas se paró en zona, trató de contener, pero sin tuvo fortuna en general. Canadá cambió gol por gol, las variantes continuaron, Hemmings y Rathan Hayes con sendos bombazos ante la zona. Finalmente quedó 77 – 46 al cierre del periodo.

El final fue todo para el conjunto norteamericano. Mucha explosión en ofensiva, efectividad, y juego de pases para sentenciar por completo el encuentro. Filipinas sumamente frustrado, Sotto en soledad adelante, solo acompañado por Abadiano y no mucho más. McNeilly y Sakota aportaron de tres puntos, y el resto realizó un excelente trabajo más allá de la diferencia conseguida. Moncrieffe hizo gala de su potencia de piernas, y su gol para completar el cómodo éxito de los canadienses.

José Fiebig

@Josefiebig

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO