• 29-11-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Futuro de Primera

Pasó la Copa del Mundo U17 en Santa Fe. Un gran nivel en casi 10 días de actividad de parte de los 16 elencos que estuvieron presentes. Un campeón casi sin fisuras como Estados Unidos, varios elencos que sorprendieron para bien, otros que resultados siendo decepciones, y algunos con mala fortuna quedando por debajo en resultados tras haber jugado realmente bien. Colectivamente pocos elencos sobresalieron como tal, aunque individualmente casi todas las selecciones mostraron puntos altos, jugadores a destacar, y de seguro las diversas Universidades que estuvieron y Scouters NBA los anotaron. Repasamos algunos de ellos.

Varios jugadores en la previa ya invitaban a verlos, y no decepcionaron. En el Grupo D, donde estuvo presente Argentina, diferentes players mostraron su calidad, y la gente en cancha de Newell´s los pudo disfrutar. El primero, sin dudas fue el francés Killiam Hayes. El base - escolta de 1m93 mostró todos sus atributos para estar en el quinteto ideal finalmente. Fue la figura por excelencia, y a pesar de no poder deslumbrar en la final, dejó una imagen para tenerlo en cuenta en los años siguientes. Mucha calidad de juego, recursos de sobra para jugar, driblling, velocidad mental y potencia física para encarar el aro. Zurdo, de buen manejo y buena visión de campo. De los distintos del torneo.

En Francia no fue el único que descolló. Los galos, que fueron un equipo elegante, y pagaban la entrada, contó con varios jugadores de calidad. Timothe Crusol, el otro base de 1m91 fue importante en diferentes segmentos. Buen tirador con excelente mecánica, desequilibrante y buen porte físico. Otros de los picantes del perímetro fueron Theo Maledon y Malcom Cazalon. El base y el alero fueron determinantes. Aportaron, velocidad, potencia y recursos para anotar, rebotear y liderar su elenco. Filipinas tuvo muchos altibajos, pero Kai Sotto fue su referencia en todo momento. No le alcanzó para estar en el quinteto ideal, pero atrapó a scouters y delegados de Universidades. Cerró con 16.4 ppp y 10.6 ppp con buena calidad de gol, rebotero firme, buena visión de campo, endeble físicamente por momentos, pero una referencia con tiro de 3/4 metros sustentable.

Croacia tuvo una muy irregular competencia. Terminó 7ª, donde Matej Rudan, que llegaba como gran figura, apenas pudo sobresalir. Un partidazo ante Argentina (¿Justo?) con 24 pts y 12 reb, y en el resto le costó consolidarse. A pesar de eso, mucha potencia, versatilidad de juego, buen tiro externo, letal por momentos y difícil de marcar. Canadá, que fue 4ª en la competencia, y mostró mucha potencia física, fue el mejor rival de EEUU, y tuvo jugadores de gran nivel. El destacado fue el escolta de 2,01 Addison Patterson que deslumbró con su capacidad de gol, fuerza física y desequilibrio individual. Lideró la ofensiva canadiense, y pudo haber estado en el quinteto ideal.

Un todo terreno de potencia y juego. Lo acompañó bien Matthew Moncrieffe. El alero de 2,01 con unas impresionantes piernas, rebotero de calidad, y buena aportación ofensiva. Montenegro fue una de las decepciones del torneo. Llegó como subcampeón de Europa, terminó 8ª y con poco brillo. Sumamente inestable, pero con dos jugadores a rescatar. El alero de 2,03 Bojan Tomasevic (19.1 ppp, 7.0 rpp) fue determinante con su gol externo, gran porte físico y velocidad para ir aro. Lo propio para Jovan Kljajic (15.8 ppp, 6.1 rpp, 4.3 app) individualmente tuvo un gran aporte externo, buena contextura física, y líder ofensivo también.

Egipto terminó último, pero con mala fortuna por momentos. Un elenco duro en defensa, con alternativas adelante, que tuvo en jaque a Montenegro, y que estuvo a segundos de quedar segundos en el Grupo C. Desbarrancó luego, y quedó 16ª cuando pudo haber llegado a cuartos. Las cosas del deporte. Youssef Elmadawy (alero, 1m93) fue el mejor en todos los rubros. Anotador, fuerte físicamente, líder en todo momento, y buen rebotero. Ali Kahlifa con sus 2,08 fue centro de atención, como referencia, poder de anotación y entendimiento del juego. Mali contó con un jugador en el quinteto ideal. Hay que aclarar, que los africanos tuvieron en sus filas siete jugadores clase 2002 y hasta un clase 2003. Oumar Ballo, con sus 2,05 e imponente físico, es 2002 y aún ni cumplió los 16 años. Una torre en el poste, rebotero del torneo, muy difícil de marcar, buenos movimientos y potencia de sobra. El base Siriman Kanoute absorbió demasiado juego, pero fue el goleador del torneo (24.6 ppp) con un desequilibrio fantástico, potencia de piernas, buen tiro externo, y clave en diferentes apartados.

Estados Unidos fue el elenco por excelencia del torneo. Físicamente barrió al resto, en defensa mostró todos sus atributos, e individualmente encontró destacados. Jalen Green, escolta de 1m96 fue el MVP del torneo y goleador de su elenco (16.5 ppp). Clase 2002, con un tiro externo brutal, largo de piernas para ir al aro, e importante en diferentes pasajes del torneo. Lo acompañó el gigante Vernon Carey Jr con sus 2,06 y una capacidad formidable de gol, buenos movimientos de espaldas al aro, rebotero y con recursos para ganar en el uno contra uno.

Los elencos caribeños mostraron su calidad individual. Puerto Rico cerró un torneo soñado en diferentes aspectos. Un histórico podio tras vencer a Canadá, y con su base dentro del quinteto ideal. Andre Curbelo (13.6 ppp, 5.9 app) fue esencial y el guía por excelente del equipo. El conductor de 1m85 y corpulento para su talla, tuvo calidad, mucha velocidad con dribbling y ráfagas de gol para llevar a su elenco muy alto en el torneo. Lo acompañaron dos aleros que fueron determinantes en lo atlético, con poder de gol y reboteando muy bien. Tory San Antonio (1m94) y Jermaine Miranda (1.93). Fueron los otros máximos anotadores, con muchos desequilibrio, fuerte al aro, y piernas largas para encarar y darle una gran energía al equipo.

República Dominicana tuvo un Mundial de menor a mayor. Perdió sus primeros cuatro juegos, y ganó los tres finales para terminar 9ª y encima con victoria ante Serbia (otra de las grandes decepciones en juego, individual y colectivamente). El base Jean Montero Berroa con su 1m85 y el alero David Jones García (1m95) fueron determinantes y con números fantásticos en el cierre. El base mostró mucha calidad en su juego, dribbling, buen poder gol y liderazgo. Lo propio para el alero que cerró con 19.6 ppp y 9.9 rpp. Tuvo un encuentro ante Mali donde mimoseó el triple doble, y fue determinante siempre. Tuvo doble - doble en las tres victorias concretadas. Australia en silencio terminó 6ª en el campeonato. Mucho tuvo que ver su saltarín Luke Travels (12.9 ppp, 7.3 rpp) junto a Luke Jackson (13.7 ppp, 13.7 rpp) que impusieron su poderió cerca y lejos del aro. Los aleros de 1m94 y 1m99 catapultaron cada ofensiva de su elenco con soltura y potencia.

Turquía fue otro de los grandes elencos del torneo. Terminó 5ª y junto a Francia los dos emblemas Europeos que sacaron la cara. El gigante de 2,04 Alperen Singum (15.9 ppp, 12.3 rpp) fue determinante, con enorme porte físico, y ganando seguido en los cristales. Tuvo buenas colaboraciones en el alero de 1m94 y con buena mano Mustafa Kurtuldum, de parte del base Omer Kucuk. Un elenco de buen funcionamiento, firme en defensa, colectivamente de gran nivel, y que pudo cerrar bien arriba el torneo en Santa Fe. Para el final lo dejamos a Argentina. Si bien su mundial en el general, no fue realmente bueno (ya se vendrá un análisis sobre eso), individualmente dejó cosas positivas. Una satisfactoria actuación del interno de 2.03 Juan Fernandez con solo 15 años liderando al equipo en personalidad, rebotes y gol. En la base fue muy positivo lo de Ezequiel Paz, jugando su primer torneo con el albiceleste. El jugador de mayor desequilibrio técnico, fuerte físicamente, puntal en defensa y gol externo.

En conclusión, hubo calidad de jugadores en casi todos los conjuntos. Elencos sobresalientes, aunque sus componentes en lo individual fueron los más sobresalientes que los equipos en sí. Un Mundial con futuro, técnicamente muy bueno en diferentes posiciones. Seguramente a varios de ellos los veremos en los siguientes años en otro nivel. No es para menos, deslumbraron e hicieron gala de sus recursos en todo el torneo. Futuro de primera...

José Fiebig

@Josefiebig

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO