• 19-07-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Nico Brussino: “En el entrenamiento se aprende más”

Previo a la ventana donde Argentina enfrentará a México y Estados unidos en busca de la clasificación al Mundial, nos dimos el gusto de charlar con una de las figuras del elenco de Sergio Hernández.

En Tenerife, al norte de África, pero políticamente perteneciente a España, y a horas de enfrentar por la Liga Endesa a San Pablo Burgos, Nicolas Brussino hizo un recorrido junto a pick&Roll sobre su paso por la NBA, la actualidad en el Iberostar Tenerife, la convocatoria de Paolo Quinteros, con quien compartió vestuario en Corrientes, la vuelta de Richotti, su relación con su hermano, su opinión del formato de la Liga Nacional y, cómo no podía de ser de otra manera, su análisis de la selección mayor.

¿Cómo ves la próxima ventana?

Son dos partidos muy difíciles, nosotros no contamos con el plantel completo, pero pienso que ya venimos algunos jugadores jugando juntos, nos conocemos, sabemos los sistemas de juego y estamos preparados para afrontar estas situaciones, si bien todavía debemos entrenar, creo que vamos a tener una muy buena ventana. Jugamos con rivales directos para asegurarnos la clasificación al mundial, ellos también están peleando por sus pasajes, por lo que van a ser partidos muy intensos. Tenemos que estar muy concentrados para poder llevarnos el juego.

¿Recibieron algunos videos del cuerpo técnico pensando en las ventanas?

Silvio Santander nos mandó para que refresquemos la memoria con las jugadas, sobre todo para los jugadores que no estuvieron nunca, más allá de esto, aún no hicimos ningún scouting de Estados Unidos ni de México.

¿Cómo te sentiste al ver la primera ventana desde afuera?

Te da un poco de bronca no estar, sin embargo, ya sabíamos cómo era la situación, no es que no me dieron permiso o algo así. La NBA no permitía llevar a los jugadores, lo conocíamos desde antes. Aun así, a nadie le gusta ver a la selección desde afuera, me tocó esa vez no jugar y por suerte después pude volver.

Más allá de la NBA, ¿crees que FIBA y Euroliga deben sentarse y encontrar una solución a este tema?

Ojalá que se encuentre una solución para el bien del Básquet, potenciaría el nivel de las selecciones. Eso hace que aumente el nivel y la competencia sea más difícil. Esperemos que la próxima clasificatoria puedan estar jugadores de todas las ligas.


Argentina tiene cuatro jugadores que no estarán ya que juegan la Euroliga. Sin embargo, cuando no estuvieron en las anteriores ventanas sus reemplazantes hicieron un gran trabajo.

Creo que hay muchísimos jugadores de altísimo nivel, mucho talento, que están trabajando día a día para tener esta oportunidad y hoy la tienen. Seguramente va a ser de gran ayuda el juego cada uno. Sin lugar a dudas que el nivel de los que nombraste es superior a todos, están en un equipo de Euroliga, pero todos tienen las mismas ganas e intensidad que se le pone para vestir la camiseta de la selección. Eso seguramente no va a faltar.

Volviendo un poco a mediados de 2017, ¿Como viste al equipo antes del 2do tiempo vs EE UU en la Americup y que crees que pasó en la segunda mitad?

Estábamos haciendo un muy buen básquet, concentrados y con mucha confianza. Lamentablemente, las circunstancias del juego nos llevaron a tomar decisiones apuradas, algunas equivocadas, lo que hizo que al final no pudiéramos aprovechar las diferencias que habíamos sacado. Ellos tenían muy buenos jugadores, fueron más inteligentes y se llevaron el título. Más allá de todo esto, creo que hicimos una muy buena Americup.

Además de Scola, ¿Cuánto cambio del equipo desde ese torneo hasta la última ventana en septiembre?

Ese fue el primer proceso que tuvimos juntos en la selección mayor los más jóvenes. Sin Manu, Nocioni, Delfino. Cada uno tomó la posta y pudo demostrar su juego. Muchos estábamos esperando ese momento y ahora lo estamos aprovechando y de muy buena manera. No sentíamos una gran ansiedad antes de que comienza la Americup, nosotros particularmente no, porque sabemos el material que tenemos. La gente nos compara siempre con la Generación Dorada y ellos nos ponen en mayor expectativa de la que nosotros tenemos. A medida de qué fueron pasando los partidos y los torneos demostramos que estamos muy bien como equipo e individualmente también. Pienso que tenemos buen material para hacer buenas cosas.

¿Como te sientes jugando como escolta, con Garino y Deck en cancha?

Cuando jugamos juntos me siento cómodo. Somos jugadores muy parecidos, tanto en defensa como en ataque, podemos jugar en distintas posiciones, cada uno puede cumplir la función del otro, así que tenemos muchas variantes y eso es bueno para cuando el entrenador nos considere dentro del quinteto.

Durante su paso por Regatas, el ex NBA compartió vestuario con Paolo Quinteros, quien volverá vestir la celeste y blanca luego de siete años, en aquel recordado Pre-Olimpico de Mar del Plata 2011

La verdad no me sorprendió su convocatoria. Hace varios años que está demostrando un altísimo nivel en la liga nacional y creo que va a ser de gran ayuda, con su experiencia y su talento. Se lo merece, por todo el sacrificio que está hace día a día. Jugué tres años con él en la liga nacional y seguramente lo que más le va aportar al equipo es la experiencia. Es un jugador de selección y que jugó mucho tiempo aquí en España, sabe cómo se manejan estas situaciones, cómo se puede afrontar cada juego y eso pienso que va ser de gran ayuda.

¿De chico lo admirabas o al ser jugadores de características distintas no te fijabas tanto en él?

De chico no lo veía mucho, pero de grande sí. Cuando jugué con él, en los entrenamientos jugábamos y nos enfrentábamos. Constantemente admiré su sacrificio, su método de trabajo y la capacidad anotadora que tiene. Y vos lo ves a esta edad, y se sigue manteniendo. Él siempre fue un ejemplo para mí.

El cañadense es uno de los pocos jugadores argentinos que saltaron desde la Liga Nacional hasta la NBA. Luego de su paso por Peñarol de Mar del Plata, Brussino desembarcó en Dallas, la tierra de Dirk Nowitzky, donde jugó 54 partidos. Posterior a un pasó fugaz por Atlanta y de estar hace casi un año en la Liga Endesa, el formado en San Martín de Marcos Juárez nos explica las diferencias en cada liga.

En la NBA se da mucha más importancia al fundamento individual, se dan muchos entrenamientos buscando potenciar a la parte del jugador en sí, sobre todo que el jugador mejore individualmente.

En la Argentina de a poco se está metiendo en eso, en el desarrollo de los jugadores. Pero consideró que en España y Argentina cada equipo se prepara más que nada en defender a las características del rival.

Teodosic dijo que quería volver a Europa, el técnico de Panamá en San Juan aseguró que lo mejor del básquet argentino es que ven hacia a Europa y no tanto a Estado Unidos, ¿Qué opinión tienes?

Sin duda que cada uno tiene su punto de vista y tienen su razón en decirlo. Personalmente he aprendido mucho en la NBA, he mejorado mucho mi juego. Cuando llegué a EE UU me encontré con algo grandioso, todo está a disposición del jugador, lo que él necesita. No quiero decir que en España no haya eso, tenemos muchísimas comodidades, pero la NBA es algo increíble.

¿Cuál crees que la liga más exigente?

La NBA seguro es la más exigente. No cabe duda. Hay un nivel de concentración, de velocidad, juego individual y en equipo que es muy alto. Sumado a que se juega cada 72hs. Tienes que estar muy bien preparado física y mentalmente para afrontar cada juego. Acá en España, si no tienes ningún compromiso internacional, jugas una vez a la semana y así tienes más tiempo para preparar las cosas.

¿Crees que en alguna en particular diste un salto de calidad?

En la NBA al ser mi primera experiencia internacional, en E.E. U.U. Fue un muy buen año que tuve en Dallas. Después en España al principio me costó mucho al llegar a un equipo que ya estaba conformado y en medio de la competencia (llegó al Herbalife Gran Canarias en enero de 2018), digamos que la adaptación no fue fácil, y ahora en Tenerife llegue desde el comienzo y día a día siento que estoy mejorando y afianzándome.

¿Cómo puedes definir a los entrenadores argentinos?

Son personas muy capacitadas, tienen muchas estrategias para afrontar cada juego. Demostraron su calidad y lo están demostrando en distintos niveles mundiales que son muy buenos entrenadores.

¿A “Oveja” lo ves más como DT de LNB o ACB?

Como te dije antes, son ligas muy parecidas, muy tácticas y físicas, de muchas estrategias. El utiliza muy bien los conceptos y lo veo más parecido a la ACB.

El cambió de horario perjudica a quienes están en Europa de poder observar los partidos de la LNB. Lo que no significa que no se mantenga informado sobre la Liga Nacional. “Trato de verlos. Es complicado un poco por el cambio de horario. Veo mucho a Quimsa, donde juega mi hermano (Juan Brussino). Intento verlos en vivo, sino veo la estadística de cada equipo al día siguiente”

¿Están en contacto mucho con Juan?

Estamos mucho en comunicación, siempre nos miramos y nos decimos las cosas que cada uno ve y aconsejándonos para mejorar día a día.

¿Se aconsejan mucho? Si bien vos estás en Europa, el no deja de ser el mayor…

Sí, pero hoy los dos nos respetamos mucho. Las cosas que él me dice yo las trato de hacer y viceversa. Siempre nos escuchamos y tratamos de hacer lo que nos decimos. Yo al ser más chico que él, siempre tuve eso, de hacerle mucho más caso y seguir sus consejos.

¿Quién creen que es más exigente el entrenador de Quimsa o el asistente de la selección argentina?

(Risas) El técnico de Quimsa seguramente.

¿Te gusta el formato de la LNB?

Y… es medio complicado, yo lo viví solamente un año. Al jugador le gusta jugar muchos partidos, pero los viajes y la logística, no acompaña mucho para el descanso y la preparación de los juegos. Para mí el método anterior (Viernes-Domingo) era mucho más eficiente.

¿Dónde aprendes más, en los partidos o en los entrenamientos?

En la semana durante el entrenamiento se aprende más. Al equivocarte en el entrenamiento, tu entrenador te enseña, te explica cuál es la mejor situación que tienes que hacer y mientras más veces que la hagas, es mejor para el jugador. Posteriormente durante el partido es mucho más fácil leer las situaciones. Se puede decir qué, de alguna forma, termina perjudicando al desarrollo del jugador.

El 11 de Enero de este año, Nicolás Richotti, capitán del Tenerife y jugador emblema desde hace ya nueve años sufrió una lesión que lo deja diez meses alejado de la cancha. La semana pasada volvió y así nos cuenta su compatriota como se vivió desde adentro.

“Fue muy emocionante el momento cuando entró a la cancha. Lo vi los últimos tres meses yendo todos los días al gimnasio, preparándose y trabajando. Cuando llegó ese momento creo que todos sentimos una emoción muy grande, sobre todo por él, porque es un grandísimo tipo. Constantemente nos aconseja, nos escucha. Fue muy emocionante.”

Me imagino la ansiedad que tenía…

Y sí, un poco. Cuando el entrenador le comunicó que iba a jugar, yo lo noté un poco ansioso después de todo lo que vivió estando diez meses afuera era lógico. Tener esa sensación de vestirse, de hacer la entrada en calor y también la gente estaba ansiosa por verlo en la cancha.

Vos cortaste con falta para que el ingrese. ¿Fue la falta que más disfrutaste?

(Risas)Así es. Fue por una buena causa, valió la pena. Fue un momento muy lindo el abrazo que nos dimos. La situación que se vivió, valió totalmente la pena.

¿Como lo trata el público a él?

Muy bien, ya hace nueve años que está viviendo acá en Tenerife. Lo quieren mucho y eso se notó cuando entró a la cancha el sábado pasado. Se lo merece, por todo lo que hizo y está haciendo para seguir adelante.

¿Cómo es como líder? ¿Como te recibió?

Desde el primer día que el Tenerife tuvo interés en mí, me mandó mensajes diciendo que venga al equipo, que iba disfrutar jugar al Básquet aquí, qué es una institución de altísimo nivel. Desde que llegue tuve su apoyo. Me ayudó mucho para conectarme con el equipo.

Bruno Giardini (@CbaBasquet) – Pick&Roll

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO