• 20-07-2024
  • Buenos Aires, 15°C

“Estamos creando un grupo genial dentro y fuera de la cancha”

Luego de haber dialogado con Lautaro López meses atrás en Vitoria, subimos de categoría y volvimos a esa ciudad para conversar con otro jugador que se unió a la inmensa lista de argentinos que pasaron por el Pabellón Buesa Arena. Surgido de Unión de Mar del Plata, con pasado en la universidad de Estados Unidos, G-League y NBA, Patricio Garino nos recibe y nos cuenta sobre la evolución de la lesión, el cambio de entrenador en el equipo y la selección, entre otras cosas.

El corte de Pedro Martínez afectó sin duda al plantel. Tras la llegada de Perasovic el equipo cambió de estilo, encontró un rumbo y se afianzó entre los primeros puestos de la ACB. Mejoró en la Euroliga y clasificó a la copa del Rey que se disputará en Madrid a mediados de febrero.

¿Cómo vienes sintiéndote en este nuevo Baskonia?

“Comencé el año bastante bien, ya teniendo un año de experiencia en Europa, tanto en ACB como Euroliga. En este último tiempo por la lesión no tuve mucho tiempo para insertarme en el equipo con el entrenador nuevo. Ahora estoy tratando de incorporarme de a poquito e ir encontrando mi lugar. Hace dos días empecé a entrenar con el grupo, estoy en los últimos detalles de la recuperación, tomando confianza y entrando en ritmo para poder volver lo antes posible.”

¿Son muy diferentes ambos entrenadores?

“El estilo de juego de los entrenadores ha cambiado bastante. Peras es un entrenador que le gusta más la transición, con más libertad. No es tan sistemático como Pedro. Se define más en la intensidad del juego y no en la dinámica.”

¿Qué es lo que más te propones a mejorar hasta antes que termine la temporada?

“Estoy entrando en ritmo de nuevo en la cancha, empezar de a poco de nuevo, encontrar un lugar en el equipo principalmente. Individualmente siempre manteniendo la intensidad defensiva y buscando tener más protagonismo.”

En la selección el marplatense goza de un rol fundamental dentro de la cancha. Pieza clave entre los 12 de Hernández sobre todo en defensa, Pato nos muestra la diferencia que siente cuando juega en la albiceleste y cuando se desempeña en Vitoria.

¿Son muy distintas las cosas que te piden los entrenadores en la selección y en tu equipo?

“En la selección tengo un protagonismo más elevado, aquí no he podido entrar tanto en ritmo, he estado por etapas, con las lesiones durante la temporada no pude encontrar un lugar real todavía. En la selección ya llevo 3 años adentro del grupo por lo que es un cambio importante.”

Hablando hace poco con Brussino, analizábamos las situaciones cuando les toca jugar a Nico de escolta, Garino de alero y Deck abajo. Son jugadores muy parecidos, más allá de que Brussino es más tirador, tortuga de alguna forma es el más interno y vos un especialista defensivo.

“La verdad que lo veo muy bien. Estamos creando un grupo muy lindo, con una química genial dentro y fuera de la cancha. En ese trío es un buen complemento como vos lo dijiste. Nico tiene un muy buen tiro exterior, yo me caracterizo más por la defensa, Gabi lee muy bien el juego y en ataque puede sacar ventaja en el poste bajo. En estas situaciones se pueden sacar muchas ventajas. También por suerte tenemos otros jugadores en la selección con distintas características. Con el correr de los años y los partidos nos estamos encontrando más adentro de la cancha.”

Volvamos un poco al 2017. Termina la Americup, se escapa la final contra EE UU, ¿Qué balance haces?

“El equipo estuvo muy bien. Con expectativas variadas y con Luis como baja. No sabíamos muy bien con que nos íbamos a encontrar. Teníamos un equipo muy joven, muy nuevo, integrando solamente por los jóvenes, el recambio como lo llaman. Hicimos un gran papel, nos desempeñamos muy bien en los partidos, dimos batalla a nivel de lo que era la Americup. En el segundo tiempo de la final nos faltó experiencia, nos dominaron un poco los nervios, la ansiedad de ir 20 arriba contra EE UU en una final de una copa América. Son experiencia que nos van a doler y motivar para un futuro. Nos quedamos tranquilos porque realizamos un gran papel y sabíamos que estábamos armando un gran equipo para más adelante.”

De allí en más pareciera que la mentalidad de “los nuevos” cambió porque mejoró el equipo muchísimo, más allá del juego.

Nos dimos cuenta que somos nosotros los que debemos llevar el mando del equipo de ahora en más. Ya se terminó la generación dorada, a pesar de que Luis es el goleador del equipo, es el único referente que queda. Nos tocó asumir responsabilidades, cada uno con su rol, con sus metas, sus objetivos personales y colectivos. La verdad que nos sentimos muy cómodos de tener la confianza de la gente, lo que es fundamental. En el básquet los hinchas son muy pacientes, muy lógicos, saben la situación que hemos estado pasando como selección en general. Nos hemos desempeñado con carácter y, sobre todo, el talento que tenemos es muy alto. Estamos muy contentos por lo que estamos haciendo y a su vez, muy ansiosos por lo que viene. Creemos que va a ser una experiencia real en China cuando enfrentemos a equipos de muy alto nivel.”

De Mar del Plata a EEUU, de Norteamérica a Vitoria, el alero de 1.98 nos muestra las diferencias entre las ligas que le tocó disputar.

¿Podrías marcar diferencias en las ligas que jugaste, sabiendo que la NBA es la más competitiva?

“Obviamente que la NBA es la mejor liga del mundo por muchísimas cosas. Intensidad, calidad de los jugadores, en lo que respecta a lo interno y externa está lejos de cualquier otra liga hoy. La G league es una liga más de desarrollo, como lo dice el mismo nombre de la liga. Funciona para que los jugadores entren más en confianza. No es un juego tan colectivo sino más individual, no hay tanto sistemas y es más física. La ACB es la segunda mejor liga del mundo, combina todo, velocidad, la potencia, lectura, el ritmo de juego es altísimo, también la calidad de los jugadores es sorprendente y además con un estilo distinto. Hay que estar pensando y reaccionando al 100%.”

¿Los entrenamientos varían mucho de liga en liga?

“En EE UU el entrenamiento es casi nulo, se basa en el trabajo individual, cada uno se encarga de su cuerpo y su performance, hay muy poco de 5 vs 5 y scouting. Aquí es un pensamiento más de la vieja escuela. Hay que correr para estar en mejor estado físico. Ganar a los rivales desde lo físico. No se piensa mucho con respecto a que son 80 partidos en la temporada, con viajes de miles de kilómetros. No hay conciencia real de que el cuerpo debe estar fresco antes de los partidos. Son entrenamientos colectivos que van desde una hora y media a dos. No hay tanto desempeño en la parte individual.”

La Liga Nacional hace un tiempo cambió su formato parecido a la NBA, vos que estuviste en España y en EE UU, ¿Qué opinión tienes de cada formato?

No me disgusta el formato de la ACB al mismo tiempo de estar jugando la Euroliga. Por ahí tener una semana entera se hace muy largo, si perdiste o jugaste mal tienes que esperar una semana para jugar de nuevo y tener una revancha. Si no lo haces bien, esperar de nuevo. La verdad que se hace bastante largo. Teniendo Euroliga en el medio, se hace mucho más ameno.”

Para finalizar la charla, Pato Garino hace foco en dos cuestiones. La primera en Argentina viene haciendo ruido sobre todo desde la implementación del método CABB, “El Club de Barrio”. La importancia de estos lugares donde los más pequeños empiezan a jugar al básquet, cerca de sus hogares, que lamentablemente no reciben la atención que se merecen. El alero del Baskonia se siente identificado con el club y el cariño con que se refiere a sus amigos y a Unión de Mar del Plata es para destacar. El segundo punto es el torneo previo a viajar a Estados Unidos, en el cuadrangular final organizado en Mar del Plata en el 2009, se enfrentó a un chico poco conocido que empezaba a hacerse un lugar en el básquet nacional. Tenía por ese tiempo 14 años, no era un jugador estelar pero siete años después compartirían plantilla en RIO 2016 y formarían esta nueva camada que nos llena de ilusión a los amantes del básquet argentino. En ese torneo, Patricio Garino conoció a Gabriel Deck.

“El torneo de Mar del Plata me acuerdo de todo, incluso lo organizamos nosotros, en Unión de Mar del Plata. Hasta el día de hoy lo recuerdo con mis amigos de toda la vida, lo tenemos tatuado, uso la 29 por el 2009 que fue el año que ganamos el torneo. Esos momentos con los hermanos de toda la vida nos marcaron hasta el día de hoy. Es algo que jamás me voy a olvidar. En ese torneo tuve la oportunidad de enfrentar al tortu.”

¿Qué recuerdas de ese partido? ¿Lo conocías de antes?

“Lo había sentido nombrar, pero no lo conocía en persona. Jugó una buena cantidad de minutos, pero no era la estrella del equipo. Contra Quimsa recuerdo que tuve una muy buena actuación. Fue uno de los partidos más cerrados. Lo que más recuerdo es que en todo el torneo éramos el equipo sin reclutados. Quimsa, Obras y Atenas tenían reclutados y nosotros éramos los únicos de jugadores del club de barrio.”

Nota: Bruno Giardini (@CbaBasquet) - Pick&Roll

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO