• 19-01-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Celebración completa

CAMBIO LA CASA, NO EL RESULTADO

Villa Mitre volvió al Dow Center, esta vez -por necesidad para jugar de local, porque el José Martínez se vio afectado por la lluvia- y cerró invicto la sede que organizó, por la Conferencia Sur de la Liga Argentina, venciendo esta vez a Gimnasia y Esgrima La Plata, por 99 a 80.

En consecuencia, cosechó cuatro triunfos en esta semana y uno, la pasada, frente a Bahía, hilvanando cinco alegrías consecutivas. La ausencia de público –a raíz de la falta de efectivos policiales por las elecciones- y el cambio de escenario le dieron un contexto particular al partido. Sin demasiada contracción defensiva y con ofensivas de altos porcentajes, el trámite se hizo de mucho goleo, lo que se reflejó, en el primer cuarto, con los números fríos: el tricolor 11-13 en dobles y la visita, 4-7 en triples y 7-8 en dobles.

Gimnasia supo ocupar bien los espacios y repartió los puntos, más allá que se apoyó básicamente en el grandote Barroso y en Yago Sánchez. Mientras que la Villa tuvo a un demoledor Heinrich (6-7 en dobles) con su característico tiro de 3/4 metros, sumándose Harina y Bollo.

La paridad quedó plasmada en el 24-26 del primer cuarto. Cuando Villa Mitre se replegó en zona, Gimnasia respondió con dos triples, con un juego de conceptos claros y el experimentado Gianella sumándose a las variantes ofensivas. El tricolor intentó correr, Jano Martínez le dio todo el segundo cuarto de descanso a Gutiérrez y llegaron 3 de 6 en triples (Amigo, Harina y Gómez Lepez), ante un rival que se tornaba en una firme oposición.

La vuelta de Pikachu, con piernas frescas, le dio mayor volumen de juego al tricolor, teniendo como socio a Bollo y metiendo un parcial de 8-0 para pasar al frente, por primera vez, 55-54. Altísimos porcentajes tuvo Heinrich, que dejó en el piso a Ligorria. No obstante, la visita respondió rápidamente con triples de Yago Sánchez y Gianella. No se rendían.

Todo continuó muy parejo. Hasta que la Villa empezó a pegar ladrillos y construyó un parcial de 22-4 en 5m20 a partir de una defensa activa, cambiando y forzando los tiros a distancia del Lobo. Tuvo capacidad para capitalizar adelante la inversión que hizo atrás. Amigo y Harina fueron otras dos vías de gol y el tricolor cerró el tercer cuarto ganando 77 a 64, con parcial de 32-16. Federico Harina, con la mano menos hábil, va al cesto ante Acuña.

Lo que había pasado era un indicio y, como viene sucediendo en los últimos partidos, el tricolor siguió creciendo, sabiendo cerrar el juego. Abrió la cancha, utilizó los cortes sin pelota, Jano Martínez, Harina, Amigo, Heinrich y Levy funcionaron a la perfección, para sacar 20 de luz, una diferencia impensada poco antes.

Fuente: La Nueva

AL SUPER 8

Depo Viedma levantó un partido durísimo ante Estudiantes (O) y se metió en el Súper 8 que reúne a los mejores equipos del país en la Primera Fase de la Liga Argentina. Fue 82-80, con una tremenda tarea de Juan Cruz Marini con 29 puntos y un tapón clave en la última bola.

En el arranque, el conjunto dirigido por Guillermo Bogliacino sufrió la intensa defensa del Bataraz y la efectividad de Merchant y Cabrera, que estuvieron imparables. Llegó a perderlo por 17 en el segundo cuarto (33-50). Fue Marini quien mantuvo el equipo a flote. Entre el cierre del segundo cuarto y el inicio del tercero, clavó una racha de 18 tantos seguidos (4/4 T3) para que Viedma achique a 5 (49-54).

Ya en el último cuarto, apareció Pelorosso con dos bombas seguidas para darlo vuelta (79-77). Capponi estiró más adelante con otro triple (82-79). Merchant con un libre achicó a 2 (82-80) con 1 min por jugar. Viedma erró la siguiente y Estudiantes tuvo la posesión final. Con 9segs, puso la bola en la pintura, pero Marini bloqueó el tiro de Scaramuzzino sobre la chicharra, y desató el festejo del equipo capitalino.

En Depo Viedma, Marini cerró una descomunal tarea con 29 puntos (10/13 TC, 4/7 T3), 7 rebotes y 2 asistencias. También se destacaron Lucas González con 16 tantos y 11 rebotes y Raúl Pelorosso con 15 puntos (3/5 T3) y 9 asistencias. En Estudiantes, no alcanzaron las actuaciones de Jeffrey Merchant con 22 puntos y 8 rebotes; Martín Cabrera también con 22 tantos, Mateo Battistino con 14 tantos y Cristian Scaramuzzino con 12 puntos y 9 rebotes.

Depo Viedma se clasificó por cuarta vez consecutiva al certamen de media temporada de la Liga Argentina (anteriormente Súper 4) y es el único equipo en la categoría en haber participado en todas sus ediciones.

CERVEZA REFRESCANTE

De menor a mayor, con cambios pero resultado feliz. Asi fue el juego para Quilmes, que completó la Sede Bahía con buenas sensaciones superando la ausencia de Lucas Ortiz (su situación se definirá en los próximos dias) y redondeó una gira positiva.

Ante Bahía Basket le costó los primeros diez minutos (17-11 con apenas 1/7 triples), pero desde el segundo cuarto en adelante tuvo el dominio del juego. Entre Negrete y Ecker se complementaron para aportar gol en una dinámica que lo tuvo al Tricolor al frente en doble dígito constantemente.

Sin embargo, producto de una copiosa lluvia, una gotera se hizo presente en la cancha de Villa Mitre, parando el encuentro a falta de 6:40 en el último cuarto y el Cervecero arriba 66-49. Tras esperar la solución (sin suerte), el partido se mudó al Dow Center.
El regreso, si bien le sentó mejor a Bahía Basket, no modificó el resultado. Quilmes se vuelve a Mar del Plata con dos victorias en cuatro presentaciones y marcha segundo en el Grupo D con récord 6-6.

Alex Negrete fue el máximo anotador con 23 puntos (5/5 dobles) mientras que Agustín Ecker sumó 16 y 6 rebotes desde el banco.

Por Bahia, Facundo Tolosa lideró con 18 puntos seguido de Gabriel Novaes con un doble-doble de 13 pts y 14 rebotes.
El próximo fin de semana cerrará la Primera Fase con doble fecha como visitante enfrentando a Ciclista Juninense y Gimnasia La Plata.

Informe: Prensa Quilmes.

Fotos: Prensa Villa Mitre.

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO