• 19-01-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Se escapan arriba

VERDE DE PUNTA

Estudiantes Concordia se quedó con el clásico al derrotar al Tomás de Rocamora por 75-68 en el Gigante Verde. Agustín Más Delfino con 16 puntos fue el máximo anotador en el vencedor, mientras que Manuel Gómez terminó con 22 en el visitante. Fue la séptima victoria de la temporada para Estudiantes que quedó a un triunfo de meterse en el Súper 8. Este domingo a las 21 volverá a ser local enfrentando a Parque Sur.

En el primer cuarto, Rocamora comenzó metiendo un parcial de 9-0 con cinco puntos de Helman y cuatro de Bello. Rápidamente Alejandro Elizalde pidió minuto y Estudiantes empezó a mejorar con el goleo de Newton aportando seis tantos sumado a los dobles de Bonja y Más Delfino y un triple de Yarza. El Verde pudo dar vuelta el juego en esos primeros diez minutos y cerró ese cuarto inicial arriba por 18-17.

En el segundo cuarto fue Estudiantes quien metió un parcial de 9-0 (27-17) con un buen ingreso de Chervo colaborando con cinco tantos y Alluchón con cuatro. Además, Más Delfino dañaba desde larga distancia y en la pintura. El Rojo estuvo varios minutos sin anotar hasta que apareció Catalín con tres tantos para cortar el andar errático y luego Gómez para achicar distancias. El representativo concordiense defendió bien y con el parcial de 20-10 se fue al descanso largo triunfando por 38-27.

El tercer capítulo fue todo de Rocamora que enseguida hizo un parcial de 11-2. El Verde equivocaba caminos en la resolución de las jugadas y los uruguayenses lo aprovechaban con un buen tramo de Helman metiendo seis tantos más los bombazos de Gómez, Impini y Rigada. Parcial de 27-8 para los conducidos por Carlos Pérez para cerrar el tercer segmento en ganancia por 54-46.

El último cuarto Estudiantes lo jugó con dientes apretados y estuvo muy intenso en defensa. Más Delfino se hizo notar con seis puntos y Bonja aportó lo suyo en la defensiva y en ataque metiendo cinco tantos. Newton metió seis unidades en un momento clave para que el local pase a ganar 67-64. En la recta final con los simples de Gómez los concepciones seguían a tiro, pero un triple de Britos a 23 segundos del cierre dejó las cosas 70-66 para empezar a liquidar el encuentro. Más Delfino desde la línea se encargaría de cerrar el juego. El Verde terminó logrando un parcial de 29-14 para culminar ganando 75-68.

Ahora el elenco estudiantil enfrentará el domingo a las 21 horas a Parque Sur en el Gigante Verde. De conseguir la victoria los dirigidos por Alejandro Elizalde se clasificarán al Súper 8.

Síntesis
Parciales: 18-17, 20-10 (38-27), 8-27 (46-54), 29-14 (75-68)

Estudiantes (75): Alejo Britos 5, Álvaro Yarza 12, Agustín Más Delfino 16, Derick Newton 12, Martín Bonja 11 (F.I.); Matías Alluchón 7 (x), Daniel Gauna 0, Ramiro Rattero 2, Álvaro Chervo 10. DT: Alejandro Elizalde.

Tomás de Rocamora (68): Manuel Gómez 22, Juan Martín Bello 9, Galo Impini 5, Tomás Verbauwede 2, Marcos Helman 13 (F.I.); Horacio Rigada 12 (x), Justo Catalín 3, Carlos Pascal 2, Enzo Passadore 0. DT: Carlos Pérez.

Fotos: Román Rodríguez.
Informe: Prensa Estudiantes Concordia.

SIGUE SUMANDO EN CASA

Un buen triunfo en casa, tan valioso como importante para seguir creciendo. En la noche del viernes, Del Progreso mantuvo su invicto en el Gigante de la calle Maipú. El Auriazul sumó su segundo festejo ante su gente: 98-90 ante un aguerrido e intenso Bahía Basket.

Con muy buenos pasajes de juego, el equipo dirigido por Juan Marcos Kass volvió al triunfo y ahora, con un récord de 5 triunfos y 8 caídas, espera por Villa Mitre de Bahía Blanca, el rival del domingo, a las 21, otra vez en su estadio.

Como en el festejo ante Deportivo Viedma, Progre superó la barrera de los 95 puntos, repartió bien el goleo y fue superior en los momentos importantes de la noche ante un joven rival que dio batalla hasta el final.

Por el lado del local, Valentín Burgos fue la gran figura del partido. El base marcó 20 puntos, con 6-11 en triples, 10 asistencias y 4 rebotes. También se destacaron Ezequiel Dupuy (20 puntos), Gustavo Maranguello (17 y 6 recobres), Leonardo Solis (14 y 6 asistencias) y Facundo Sanz (11 y 7 rebotes). En el conjunto dirigido por Laura Cors (ahora con registro 3-10), sobresalieron Joaquín Sánchez (16 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias) y Gabriel Novaes Souza (18 y 8 recobres).

El inicio tuvo a los bahienses marcando el ritmo y sacando la primera diferencia (7-2 a los 3 minutos), pero Progre reaccionó con Solis quien metió dos bombazos de tres para empatar en 10 a los 5 minutos. Luego, Solis encontró a Maranguello (8) como un buen socio y un par de acciones combinadas provocaron los primeros aplausos de la noche. Todo fue muy parejo hasta los dos minutos finales gracias a la tarea de Novaes Souza quien ganó seguido en la pintura. La diferencia vino en el minuto final. Una tapa de Roumec (muy buen aporte realizó el juvenil), un triple de Burgos y un doble de Maranguello sellaron el 27-21 a favor del local.

En el segundo cuarto, Del Progreso mejoró en el juego interno con el aporte de Sanz (9) y se escapó 34-26 a los 3 minutos. Pero, Bahía Basket ajustó la defensa, complicó a Progre y volvió a ponerse a tiro (37-33 abajo) a los 5 minutos. En la segunda parte del parcial, con la conducción y el goleo de Burgos, el dueño de casa volvió a tener el control y se fue al descanso largo ganando 47-41.

En el tercer episodio, un triple de Maranguello pareció marcar un punto de inflexión (53-46), pero la visita vivió su mejor momento en la noche. Bahía Basket tuvo mucha efectividad perimetral y llegaron los triples de Paz, Tolosa y Forestier para poner a los bahienses arriba 58-57 con 4 minutos para el cierre. Allí volvió a responder Progre con Burgos, Roumec y Dupuy para quedar arriba 77-73 con diez minutos por delante.

En el cuarto final, Burgos extendió su gran primer partido con la camiseta de Progre como local. Valentín hizo de todo, goleó (triples muy importantes), asistió (10 y pudieron ser más) y manejó los tiempos. Del Progreso se afianzó y comenzó a administrar una diferencia que se mantuvo entre los 6 y 10 puntos. A 3:50 minutos del cierre, el equipo dirigido por Kass sacó la máxima de 13 (90-77) y el triunfo quedó a un paso.

Bahía Basket no bajó los brazos, pero Dupuy ganó muchos puntos desde la línea con sus apariciones y el resto del equipo terminó de completar una buena actuación para sellar el segundo triunfo como local. El domingo, el lindo desafío será defender el invicto ante Villa Mitre, gran animador de la Liga Argentina.

Del Progreso (98): Valentín Burgos 20, Ezequiel Dupuy 20, Leonardo Solis 14, Gustavo Maranguello 17 y Howard Wilkerson 2 (FI); Francisco Gaytán 0, Facundo Sanz 15, Marco Roumec 7, Diego Agnoli 0, Eitan Lodosky 0, Ignacio Eder 0 y Mauricio Pane 3. DT: Juan Marcos Kass.

Bahía Basket (90): Joaquín Sánchez 16, Facundo Tolosa 14, Alejo Azpilicueta Pasqualini 10, Ezequiel Paz 14 y Gabriel Novaes Souza 18 (FI); Valentín Forestier 12, Valentín Simondi 0, Facundo Aranda 2, Luciano Polak 0, Emanuel Carlos Fernández Peña 0, Lautaro Cavero 4 y Germán Misetich 0. DT: Laura Cors.

Parciales: 27-21, 47-41 y 77-73.
Árbitros: Lugli – Sánchez – Chavarría.
Estadio: “Gigante de la calle Maipú”, Del Progreso.
Informe: Prensa Del Progreso
Fotos: Sebastián Ibargüen.

CORTÓ LA RACHA OLAVARRÍA

El viernes en Junín tuvo un duelo clave para el dueño de casa, Ciclista, en su afán por seguir con chances de clasificar al Súper 8 aun dependiendo de otros resultados. Del otro lado se encontró con un Estudiantes que se presentó con ganas de romper el hilo de seis caídas en fila.

Desde el arranque el bataraz planteó un juego dinámico, con la posibilidad de defender fuerte en el poste y generar transiciones rápidas para sumar con la velocidad de creación y ejecución de Cabrera y Battistino. Con el transcurso de las acciones el rojo pudo ajustar en defensa, mientras que en ataque logró capitalizar esa mejoría con la aparición del recientemente llegado Washington.

Con la posibilidad de castigar desde afuera con buenos tiradores, los olavarrienses gravitaron su juego al perímetro para sumar tres triples en fila en el inicio. Sin embargo, tras ese buen inicio, nuevamente las ofensivas estancadas lo perjudicaron a Estudiantes y debió recurrir a su defensa para conservar la ventaja, que por momentos funcionó casi a la perfección. Con la intención de mejorar, Jaule modificó por completo la rotación y lo logró, aunque no le fue sencillo detener el movimiento de pelota del bataraz para cerrar de mejor manera la primera mitad.

Tras el descanso largo, ambos conjuntos se asentaron defensivamente, no permitieron puntos rápidos y forzaron posesiones largas, lo que le sirvió más al local que llegó a estar a cuatro congestionando el poste para sumar desde al lado del aro. Sin embargo, de la mano de Battistino, la visita se permitió responder a cada conversión del local con tiros de larga distancia del ex Ciclista. Detrás de él, Julián Ruiz se animó a lanzar con consistencia y, para no ser menos, también sumó dos triples en fila para alcanzar la máxima de 13. Una vez más, el verdirrojo recurrió a su poderío a la hora de atacar el aro y eso lo llevó a ir descontando progresivamente de cara al último cuarto para ponerse a siete.

En el primer par de minutos del último parcial, Ciclista fue muy físico en su defensa y eso generó que se carguen de faltas de equipo rápidamente, condicionándose por el resto del juego. Estudiantes pudo aprovechar la efectividad de larga distancia que lo acompañó toda la noche para volver a estirar la ventaja por encima de la decena, pero por momentos el encuentro fue con muchos errores en el traslado de la bola y eso hizo que durante varias acciones el electrónico no cambiara.

Con el trámite emparejándose y las emociones apoderándose de la escena, Merchant salió por cinco faltas, sumado a que en el otro costado de la cancha no estuvo efectivo en la segunda mitad. Pese a eso, los de Colli pusieron el foco donde había que ponerlo y volvieron a mover bien la pelota para encontrar libres en el poste a Scaramuzzino y Castillo, que se encargaron de bajarle el telón al juego y decretar la victoria bataraz en Junín.

Síntesis:
Ciclista (78):
V. Costa (8), M. Sesto (9), C. Boudet (9), M. Lambrisca (17), V. Duvanced (6); N. Arrieta (0), V. Feuillade (3), G. Sinconi (5), G. Pinelli (0), M. Tamburini (10), J. Larraza (0) y T. Tasker-Washington (11).

Estudiantes (87): M. Cabrera (18), C. Scaramuzzino (13), M. Battistino (17), J. I. Fernández (0), J. Merchant (11); F. Callegaro (0), J. Castillo (10), J. Ruiz (18), I. Aman (0) y T. San Martín (0).
Parciales: 17-20; 18-23; 22-22 y 20-22.

Árbitros: Maximiliano Cáceres, Guillermo Di Lernia y Franco Buscaglia.
Estadio: El coliseo del Boulevard, Junín, Buenos Aires.
Informe: Prensa Estudiantes de Olavarría.

Fotos: Pablo Destefani.

LOBO FEROZ

Gimnasia recibía a Quilmes de Mar del Plata en un Poli que ansiaba un triunfo que lo metiera en el Súper 8 de la Liga Argentina.

Con un buen juego colectivo y goleo en varias manos, el local se adelantó en el marcador en los primeros minutos. El Cervecero, por su parte, no encontraba los caminos en ofensiva y le costaba hacer pie en defensa. Poco a poco Barroso se fue haciendo dueño de la pintura, con 6 puntos y 6 rebotes que le permitieron a Gimnasia alejarse con un parcial de 19-5. A pesar de un par de triples de Castellani en los marplatenses, Ligorria venció a la chicharra y le permitió al Lobo cerrar el primer cuarto al frente por 22 a 12.

El inicio del segundo cuarto fue impreciso, pero le permitió al Lobo establecer una máxima de 16, 33 a 17, con 7 puntos seguidos de Rosende. A partir de ahí, a pesar de los buenos pasajes de Castellani y Negrete, el Tripero supo mantener la distancia y llegó al entretiempo en ventaja por 39 a 30.

A pesar de que Quilmes se acercó a cinco puntos con un buen pasaje de Jara y Negrete, Gimnasia no perdió la calma y volvió a sacar una decena de diferencia gracias a la dupla Gianella-Barroso. Nuevamente con Negrete y Castellani, el Cervecero logró descontar y achicó la diferencia, aunque los platenses cerraron el tercer capítulo arriba por 53 a 50.

Con un parcial de 10-0, Quilmes pasó al frente por primera vez en el partido en los minutos iniciales del último parcial. Pero Gimnasia no se rindió y estableció un 12-3 que le permitió pasar a comandar nuevamente, con un buen pasaje de Ligorria. A partir de allí fue palo a palo hasta el cierre, donde los visitantes llegaron al frente por un doble, 68 a 66 gracias a un triple de Jara. En esos segundos finales los libres fueron el común denominador y en la última jugada, Gianella convirtió su primer tiro, erró el segundo y Ligorria fue el que tomó el rebote y decretó el empate en 72 y el suplementario.

Los primeros cinco extras fueron golpe por golpe y ninguno de los dos logró sacarse diferencias. Luego de un triple de Ligorria que igualó las acciones, Barroso no pudo en la última y ante la igualdad en 82, hubo un segundo suplementario para definir al ganador.

Gracias a un buen pasaje de Barroso en la pintura, el Lobo logró sacar distancias, pero Quilmes no permitió que se alejara y nuevamente tuvieron un cierre golpe a golpe. Allí, los dirigidos por Fabián Renda si tuvieron más efectividad desde la línea y cerraron con triunfo por 95 a 93 y lograron la clasificación al Súper 8.

Prensa Gimnasia LP

COMENTARIOS (1)

glu glu gluuu 20/11/2021

Que bueno!! volvio el circo a Junin, poca concurrencia, pero ya va a levanar.............

Responder

DEJA UN COMENTARIO