• 06-12-2022
  • Buenos Aires, 15°C

El camino de Quimsa

El conjunto fusionado demostró durante toda la temporada merecer el lugar que hoy tiene y se fundamenta con números y actuaciones que a veces no se ven a simple vista. Para empezar fue el número uno de la regular con 30 ganados y 8 perdidos, un 78,9% de efectividad. También si hablamos de enumerar tendríamos que arrancar por la cabeza de todo: El cuerpo técnico.

Con Sebastián González (premiado como mejor entrenador de la LNB junto a Leandro Ramella) a la cabeza, sumado a Guillermo Maurilio y Edgardo Santillán, supieron armar un plantel completo en todos los aspecto, manejar los egos, problemas internos y suplir las ausencias durante toda la temporada. Quimsa jugó con plantilla completa en solo 5 partidos de la temporada y pocas veces se notó en cancha y con un resultado en contra.

Este trío de ir conduce a los santiagueños dirigirá su novena final en este periodo del Cordobés como director técnico fusionado. Seba posee el segundo mejor record de efectividad de partidos ganados en su carrera con 69,4% detrás de Sergio Hernández con 69,7%. Más que meritorio y reconocible por la constancia en el buen trabajo. La particularidad de González es que todavía no tiene un título de LNB. Tiene una Champions League y dos súper 20 (uno con San Martín).

En los números generales, la fusión fue el segundo mejor equipo goleador con 86,4 de media. Fue el segundo mejor defensor con 77,2 puntos recibidos. Se hace muy fuerte bajo las tablas con 37,8 rpp y 3,4 tapas por partido. No pierde muchos balones. Junto a Instituto son los que menos pierden la pelota con 10,4 balones por juego. En triples es tercero con 35,9%. En dobles se ubica segundo con 55,4%. En libres está quinto con 75,6%. Tiene la tercera mejor banca de relevos con 29,2 puntos de aporte.

Yendo al armado del equipo, se empieza a construir desde la base. Quimsa cuenta con una top, la mejor dupla del país: Juani Brussino y Franco Baralle, ambos convocados en su momento a las ventanas con la selección. Baralle fue elegido en los premios de la liga como el base del quinteto ideal y el mejor U-23. Juani promedió 11,5 puntos y 4,5 asistencias mientras que Franco 13,1 con 2,4 asistencias de media.

Completando el perímetro tiene a Davaunta Thomas, quien llegó pasando la mitad de temporada, a Iván Gramajo y a Cosolito. El extranjero fue creciendo con el correr de los partidos y encontrando su lugar. Colabora en todo momento en los dos lados. Promedió 9,9 puntos. De Iván no vamos a hablar nada que no se sepa. Un obrero en defensa, una garantia siempre qué hay que calzarse el overol.

En ataque no fue de sus mejores temporadas (10,4) pero respondió con creces cuando más tenía que hacerlo, siendo el estandarte del equipo ante la ausencia de Cosolito por su lesión. Allí en una seguidilla clavó 4 partidos con +20 puntos en su casillero personal. El Capitán, Mauro Cosolito jugó 31 partidos en total y cada vez que estuvo en cancha fue un termómetro para los fusionados con 8,8 puntos. Entrando a la zona vemos a Seba Acevedo, quien promedió 8,8 puntos y 3.9 rebotes en 41 partidos.

El santiagueño fue creciendo conforme al avance de los juegos y demostró ser una pieza clave en la construcción del juego fusionado desde atrás, empujando en defensa y dando frutos adelante. También vemos a Reyshawn Terry, quien desde el primer partido mostró condiciones. El americano marcó 11,9 puntos y 4,3 rebotes. De a poco fue ganándose su lugar. Arrancó suplente con un papel discreto. Luego se puso a punto en lo físico y entendiendo más los sistemas de ganó la titularidad. Con su particular temperamento y manera de vivir los partidos, se metió a los santiagueños en el bolsillo y construyó una buena relación con su gente.

Para cerrar a los mayores, hay que hacer un párrafo aparte para el MVP de la temporada, mejor extranjero y el pivot del quinteto ideal de la Liga. A ponerse de pie para nombrar a Eric Anderson. El foráneo dominó la liga a su Merced. Estuvo presente en 42 juegos, con promedios de 15,6 puntos, 9 rebotes (3ro) 1,5 tapas (1ro) y 2 asistencias. Fue el jugador más eficiente con promedio de 23,8. Con 6,2 dobles, fue el mejor en ese rubro. Tremenda temporada para el #21 de la fusión.

Al cuerpo técnico le costó varios recambios dar en la tecla con los extranjeros. Pero al fin y al cabo lo hicieron y completaron un buen y largo equipo sumando a los nacionales de élite que tiene. A no olvidarse de los chicos. Hablamos de Emiliano Toretta, Brian Carabali y Sebastián Lugo, quienes cada vez que les tocó entrar nunca desentonaron y Sebastián González está muy conforme con ellos.

Unas ruedas de auxilio que le sirvió mucho al entrenador a lo largo de una temporada con muchas ausencias y huecos por tapar. De esta manera y con los protagonistas presentados, el fusionado buscará sacarse la espina de la final perdida con San Lorenzo en la 20/21 y coronar una muy buena temporada que también lo dejó como el cuarto mejor equipo de América en la Champions.

Solo queda disfrutar de este gran espectáculo como son las finales, con juegos a cancha llena y las emociones a flor de piel, con los dos mejores equipos de la temporada dirimiendo el título tan ansiado hace varias temporadas. De un lado, el campeón de la 14/15 y del otro, uno que viene mirando de reojo al título en las últimas temporadas.

Octavio Escalada – Pick and Roll - @OkyEscalada

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO