• 23-06-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Arde el fondo del Sur

LUNES ROJO

Tomás de Rocamora le ganó este lunes 92-77 a Villa Mitre de Bahía Blanca. De esta forma logró cortar una racha de cinco derrotas en fila y se ilusiona con seguir escalando para sortear el play in al cierre de la Fase Regular. Tomás Verbauwede fue la figura del partido con 13 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias.

El festejo final en el centro de la cancha de los jugadores de Rocamora es una muestra de lo importante que fue la victoria lograda este lunes. En un partido que tuvo dos tiempos totalmente antagónicos pero al cabo de los cuales el elenco de Agustín Pujol se llevó los dos valiosos puntos. Después de un primer cuarto casi perfecto en el que dejó abajo a Villa Mitre por 27-6 pocos podían creer que el cierre iba a ser apretado.

Con Catalín y Ferraría encendidos al máximo, con dos triples cada uno, y otro más de Caire, Rocamora destrató a Villa Mitre en el inicio del juego. La máxima de los primeros 10 minutos fue de 23 puntos (25-2) en lo que pareció un partido de solteros contra casados. En el segundo cuarto la visita se despabiló un poco con algo de Bollo y de Iglesias y pudo vender que estaba mejor. De todas formas, y aun sin la misma contundencia, Rocamora sacó 25 de ventaja (36-11) y se marchó al descanso 44-22.

Cuando volvieron del descanso se armó un partido totalmente distinto. En parte porque Villa Mitre sí salió decidido a mostrar otra cara y porque Rocamora se quedó en un limbo en el cual pensó que la historia ya estaba resuelta. Por momentos no hubo defensas de ninguno de los dos lados y por eso el tablero no paró de moverse. Con Bollo, Harina y Martínez como abanderados Villa Mitre logró un parcial 36-24, definitivamente se metió en partido y quedaron 68-58 de cara al cuarto final.

Agustín Pujol ya había usado un tiempo muerto y antes de iniciar el último cuarto volvió a pedirle a sus jugadores que mantuvieran la concentración. Y la mano no venía bien porque la salida por faltas de Quigley le restó altura en la pelea contra Bollo, Chervo y Duvanced. El único triple que anotó Villa Mitre en todo el partido lo hizo Chervo y fue para poner el marcador 72-67. Por fortuna para el local, buenos pasajes de Verbauwede y Caire ayudaron a conservar cierta tranquilidad.

Sin embargo, a falta de dos minutos, Caire también salió por faltas y surgió una nueva complicación. Hasta ahí era el goleador del partido con 20 puntos. Villa Mitre dio pelea hasta el 86-77 y después no tuvo más resto. Apariciones de Impini y Dasso ayudaron a que el local asegure la victoria y se saque la mufa que traía. Rocamora tuvo cinco jugadores en doble dígito, donde además de lo hecho por Caire y Verbauwede se destacaron las labores de Catalín (16 puntos), Ferraría (13) y Dasso (11).

ESTADÍSTICA

Informe: Mauricio Galarza - Prensa Rocamora

VESTIDO DE VERDE

En su penúltima presentación en la fase regular, el elenco de Concordia derrotó a como local a Pergamino Básquet por 70 a 62 y quedó a un paso de mantener la categoría. Daniel Gauna volvió a ser el goleador del vencedor con 16 pts. En la visita no alcanzaron los 19 puntos de Manuel Gómez.

En el primer cuarto, dentro de un bajo goleo, Estudiantes contó con un buen aporte de Santiago Yaskulka y Álvaro Yarza, ambos sumando cinco tantos secundados por Matías Alluchón que sumó cuatro en esos primeros diez minutos. La visita castigó con los triples de Manuel Gómez y Marconato más los libres de Gobetti. El anfitrión cerró el segmento inicial arriba 14 a 12.

En el segundo cuarto hubo un gran ingreso de Confalonieri que colaboró con 8 puntos producto de 4 dobles. En los pergaminenses otro triple de Gómez y cinco tantos de Levato más los libres de Ibarra. Rattero apareció con un triple y Banegas también metió tres libres. Tramo que terminó siendo parejo. Los entrerrianos con el parcial de 16 a 15 se fueron al descanso largo arriba por 30 a 27.

En el tercer cuarto Gómez clavó dos bombazos y también vinieron lanzamientos de larga distancia por parte de Levato y González. Gauna que no había convertido en la primera mitad apareció en el goleo con dos triples claves mientras que Yaskulka y Yarza metieron 5 tantos cada uno. Parcial de 18 a 17 para el anfitrión que culminó el tercer cuarto arriba 48 a 44.

En el último cuarto con un par de intervenciones de Ibarra y el oportunismo de Gómez, los conducidos por Julián Pagura se pusieron a tiro pero un triple de Alluchón y dos bombazos de Gauna empezaron a sentenciar el juego. Banegas dominó la pintura y con la conversión de cuatro libres liquidó el partido. Parcial de 22 a 18 para los locales y triunfo verde por 70 a 62.

Llegó la décima victoria para el representantivo concordiense que quedó a un paso de mantener su plaza en el segundo escalón del básquet argentino. Si Parque Sur pierde alguno de los encuentros restantes, el equipo de Concordia ya se asegurará la permanencia. Los dirigidos por Fernando Malara cerrarán la temporada recibiendo el 29 de marzo a Parque Sur.

Informe y fotos: Prensa Estudiantes de Concordia

DE NUEVO GRANATE

Frenó ese envión negativo, esa sinergía que lo envolvió en un pasaje oscuro, de adversidades. Lanús recobró la sonrisa y cargó su tanque con un combustible estimulante al destirpar una seguidilla de cuatro derrotas consecutivas.

El Grana se quitó de encima la mochila para recobrar un estado de gracia al concretar un triunfo imperioso, urgido, por el que peleó contra el rival y contra sus propios fantasmas. El elenco de Sebastián Saborido corrigió a tiempo su andar irregular para doblegar 68-56 a Del Progreso, en condición de local.

Así, el equipo del conurbano bonaerense optimizó su marca en la Conferencia Sur al quedar con un 16-12 (57%), con el que deambula por el sexto peldaño. Por su parte, el Auriazul ostenta un registro 10-18 (38%) para ocupar el décimo quinto peldaño en el escalafón.

El Grana padeció el encuentro, se sintió incómodo, maniatado por deficiencias propias y por la energía de Del Progreso. Hasta en el tercer capítulo explotó la remontada, con una apuesta a una formación alternativa, con menos talla y varios integrantes del banco.

En ese renovación de apellidos, y disposición táctica, se convirtió en factor decisivo el juvenil Alejo Sacchi, que sacó del letargo a una ofensiva trabada con sus anotaciones (10 puntos en total, 2/3 en triples), así como se reverdeció un controladísimo Jorge Banegas.

En el reloj restaban 4:30 minutos del tercer capítulo, Del Progreso estampó la máxima a su favor 43-36, con una gran definición de Roumec. Desde ese punto se produjo una remontada del anfitrión, con los jóvenes Sacchi (para producir en ataque) y Castiarena (en la energía defensiva), además de toda la influencia de Franchino. Esa composición alternativa le rindió frutos a Saborido, clavó un parcial 7-0 que le permitió cerrar el cuarto en ganancia 46-43.

Para el último episodio, Lanús mantuvo a ese quinteto y lejos de menguar el rendimiento, estiró el dominio, arrinconó al oponente a no convertir tiros de campo durante largos minutos y tomó la delantera del tanteador 55-45, a los 4 minutos. Kass procuró frenar el envión del rival, con el tiempo muerto y probando variantes. No obstante, el Granate se mantuvo focalizado, aun con sus inconsistencias producto de la inseguridad de una seguidilla de derrotas. Con ese contexto, el equipo de Saborido se desahogó, se sacó la mufa y cantó victoria en su casa, en una agobiante y humeda noche.

Síntesis
Lanús 68: Gago 10, Gorosterrazú 6, Banegas 16, Blesoe 9, Bruera 2 (Fi), Britos 3, Franchino 5, Castiarena 2, Zielinsky 3, Roveres 2, Sacchi 10. DT: Sebastián Saborido.

Del Progreso 56: Ruiz7, Roumec 16, Losito 2, Marillan 9, Sanz 8 (Fi); Marangüello 9, Navarro 2, Solís 2, Peralta 2. DT: Juan Kass.

Árbitros: Sergio Tarifeño, Emanuel Sánchez y Matías Sotelo.
Estadio: Antonio Rotili.
Fotos: Julián Maciel (Prensa Lanús).
Informe: Prensa Lanús.

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO