• 24-07-2024
  • Buenos Aires, 15°C

El muro madrileño

El Real Madrid se quedó con el clásico español y clasificó a la final de la Euroliga, donde espera el Olympiacos. La “Casa Blanca” venció al Barcelona por 78 a 66 en Kaunas, con Eddie Tavares como figura, con 20 puntos, 15 rebotes, una asistencias y 4 tapas. Nicolás Laprovíttola convirtió 12 puntos (4/11 en triples), 3 rebotes y 3 pases gol. Gabriel Deck, a un paso de ganar su primer trofeo europeo.

El Real Madrid empezó mejor el partido, con un parcial de 10-3. Los primeros del Barcelona fueron de desconcierto, donde chocó varias veces con la defensa del Real. Sin embargo, el equipo blaugrana empezó a probar con su tiro exterior y metió todos sus puntos en ese primer parcial (18) con tiros de tres.

El Barça metió 6 triples en 10 intentos (Alex Abrines 3/3, Nikola Kalinic 2/2 y Tomas Satoransky 1/1) y dejó atrás rápidamente ese mal arranque. Del lado “merengue”, Eddie Tavares ya mostraba que estaba en una gran noche, con 10 puntos y 6 rebotes en ese período.

En cuanto a Laprovíttola, no pudo sumar puntos en ese primer cuarto, pero desde el banco apareció Kyle Kuric para mantener la cuota goleadora del Barcelona, con 8 puntos en el segundo cuarto (dos triples incluidos). También tuvo su momento Rokas Jokubaitis, que convirtió 6 unidades hasta que golpeó su cara contra el parquet y sus dos paletas se partieron.

En los segundos 10’, la ofensiva del Madrid fue neutralizada y sus tiros exteriores fueron totalmente forzados y poco limpios. Sobre el final del primer tiempo, el Barcelona consiguió una máxima de 9 puntos, pero Sergio Llull clavó un triple sobre la chicharra para que el Madrid quedara a sólo 6 unidades (36-42) y se fuera al vestuario con la moral en alza.

En el primer tiempo, un factor preponderante fue el lanzamiento de tres puntos. El Barça convirtió 9 triples de 14 (64,3 %), mientras que el Real estaba muy ineficaz en ese rubro (3/14, un 21,4 %). Sin embargo, el conjunto de Saras Jasikevicius tuvo 10 pérdidas, más que nada en el primer cuarto por faltas ofensivas. Por el otro lado, el Madrid tuvo 7.

Para el tercer cuarto, el equipo catalán no tuvo a Abrines en cancha por haber alcanzado las 4 faltas personales. El Barcelona, a pesar de ser superior, no pudo despegar. Tuvo situaciones puntuales del juego de las que no pudo sacar el provecho suficiente para dejar atrás al Madrid, que siempre tiene una vida más.

Nikola Mirotic, una de las máximas figuras de la plantilla “culé”, no apareció en el partido. Hasta el final del tercer cuarto no sumó puntos (0/8 en tiros de campo, 0/6 en triples).

El Madrid aprovechó esa oportunidad que le dio su clásico rival. Cosechó un parcial de 15-0 en 5’ y obtuvo una renta de 7 puntos (54-47). Igualmente, Nicolás Laprovíttola se activó con dos triples seguidos e igualó el juego en 58.

Para el capítulo final, Chus Mateo mandó a los experimentados Sergio Llull, “Chacho” Rodríguez y Rudy Fernández al campo. Rodríguez (12 puntos y 5 asistencias) se adueñó de la pelota y manejó cada posesión como si tuviera un reloj de arena en la mente. El Barcelona nunca mostró una prueba de carácter como para quedarse con el partido. Para colmo de males, se quedó sin un pilar defensivo como Sertac Sanli por acumulación de faltas a 2:30 del cierre.

Para culminar el partido, Tavares dio una clase magistral de defensa. En una misma jugada barrió lícitamente un triple de Laprovíttola y tapó a Vesely abajo del aro, para llevarse los aplausos de su afición. El juego terminó con un nuevo bloqueo del pívot de Cabo Verde y un triple de Mario Hezonja (14 puntos y 9 rebotes).

Olympiacos, el otro finalista

Real Madrid estará en una nueva final de la Euroliga, la vigésima en su historia, de las que ganó 10. Su rival será el Olympiacos, tres veces campeón de la competición y número 1 de la Fase Regular. Los griegos vencieron a Mónaco por 76 a 62 en la primera semifinal de este Final Four disputado en Kaunas, Lituania.

Los franceses llegaron al descanso con una victoria parcial de 41-29 y se ilusionaban con dar el batacazo. Pero Olympiacos tuvo un tercer cuarto bestial: se lo quedó por 27-2 y se encaminó a un triunfo seguro.

Sasha Vezenkov fue el máximo anotador con 19 puntos, más 6 rebotes y 3 asistencias. Le siguió Kostas Papanikolau, con 15 unidades y 8 rebotes. Del lado del Mónaco, Mike James y Elie Okomo sumaron 17 puntos cada uno.

El domingo a las 11 (hora argentina) se jugará el partido por el tercer puesto entre Barcelona y Mónaco. La gran final entre Olympiacos y Real Madrid comenzará a las 14 y se disputará en el Žalgiris Arena.

Santiago Grecco

Pick and Roll

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO