• 15-07-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Prendido fuego

Anoche Miami Heat venció 111 a 105 a Boston Celtics en el juego dos de las Finales de Conferencia Este. Ahora tendrán dos partidos para sentenciar la serie de local. Miami nuevamente dio vuelta una ventaja de doble dígito. Bam Adebayo, Jimmy Butler y Caleb Martin figuras indiscutidas de la noche.

Claves del juego:

Boston y nuevamente la desconcentración. A lo largo de estos playoffs han desperdiciado en reiteradas ocasiones muy buenas ventajas. En el último cuarto la ofensiva fue muy mala, por mérito propio y de Miami. Si pasa tanto lo mismo no es solo una casualidad. Tuvieron problemas para atacar las zonas que proporciona Miami, en especial la 3-2 sin Tatum en los primeros minutos del segundo cuarto, ahí se recuperaron de la desventaja.

Miami es un equipo que prácticamente no sufre desconexiones y están completamente enfocados en el partido. Ayer volvieron a dar vuelta una desventaja de diez puntos. Todos los partidos alguno de los jugadores secundarios da un paso al frente, ayer fue el turno de Caleb Martin con 25 y Duncan Robinson con 15. El mejor partido de la carrera del primero. Su crecimiento es notorio.

Jimmy Butler otra vez en los minutos finales. No venía con un gran partido en ataque, pero en los momentos definitivos del partido dio un paso al frente y otra vez fue el héroe de la noche para Miami. 27 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias y 3 robos.

Bam Adebayo estelar, el partido del interno fue ineficiente en ataque, aún así, se las apañó para aportar en otros aspectos, dio 9 asistencias, es de los mejores pasadores desde el eje en la línea de tres en la liga y en defensa es el hombre más importante del equipo. 22 puntos, 17 rebotes y 9 asistencias. Dueño de ambas zonas pintadas.

Los números a favor de Miami: 15 perdidas a 10. 11 a 6 en el rebote ofensivo, 45 a 35 en el global. 9 robos a 2.

Miami ahora tiene una oportunidad histórica de cerrar la eliminatoria frente a su gente. Con una ventaja anímica muy notoria sobre el rival, con una identidad de juego increíble, con principios básicos del baloncesto y con un hambre insaciable de ganar. El octavo de la Conferencia Este, a solo dos partidos de unas nuevas finales NBA.

Joaquín Álvarez

Pick&Roll

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO