• 21-06-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Festejo sus 30

La Fusión derrotó a Platense por la mínima (83-82) y llegó a las 30 victorias en la temporada.

Platense 82-83 Quimsa

El comienzo del último juego de local para Platense en la fase regular se destacó por ser parejo con un desarrollo punto a punto. Unos primeros minutos bastantes atrapantes con triples, movilidad de balón y algunas ofensivas rápidas. La diferencia la marcó Quimsa más cerca del promedio del cuarto, que se alejó al doble dígito, pero inmediatamente el Calamar respondió. Al final del periodo el tablero quedó en 24-19 para la visita.

Al segundo parcial, la dinámica fue cambiando gradualmente ya que el arranque continuó un tiempo igualado, pero con el pasar de los minutos la Fusión fue imponiendo su jerarquía individual. Brandon Robinson, sin dudas, fue el estandarte del conjunto santiagueño convirtiendo 17 puntos en la primera mitad, con una gran efectividad en triples.

Por otro lado, el Marrón se opacó notablemente en ofensiva a comparación del segmento anterior, donde fue más certero desde el perímetro e intenso. En este periodo, la delantera estuvo muy estancada y con pocas ideas. Al descanso del entretiempo. la ventaja siguió en manos del equipo de Ramella con una máxima de quince: 48-33.

Para el tercer apartado, el juego tuvo un cambio de rumbo marcado. Platense regresó del vestuario con el "cuchillo entre los dientes", con la ilusión de ir por la remontada a como dé lugar. Y así fue, empezó otra vez a tener una buena conexión ofensiva, usando el P&R, penetrando y moviendo la pelota para hallar al mejor ubicado.

Las cortinas con salidas del fondo también fueron cruciales para generar huecos en el perímetro y conectar con lanzamientos externos. Eric Flor y Facundo Vázquez fueron los dos encargados en el ataque, mientras que Pedro Ianguas, Manu Mayora y Seba Morales tuvieron un rol importantísimo en el costado trasero. El parcial fue de 25-14 y el marcador quedó en 58-62 al culminar el cuarto.

En el último y definitivo estaba todo dado para un final muy cerrado, y así pasó. El cuarto tuvo todos los condimentos de un partidazo, con grandes jugadas en los dos lados del campo, y mucha intensidad. La dinámica del juego se destacó por un ida y vuelta constante, y correcciones en cada jugada que pasaba.

En el final, Platense tuvo la bola definitiva para ganar un juego heroico, pero no logró desplegar un buen ataque y se le terminó el tiempo, dejando escapar una victoria histórica. Quimsa se lo llevó por 83-82 y dejó al Calamar con las manos vacías.

Informe y fotos: Prensa Platense

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO