• 24-07-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Instituto: Localía, versatilidad y recursos

Instituto ha sido uno de los elencos más rendidores de la temporada. Terminó con una excelente campaña regular, logró una segunda posición casi impensada por el dominio santiagueño y finalmente obtuvo su pasaje a la final tras batallar en dos playoffs sumamente complejos. Mostró su determinación, recursos, oficio y diferentes formaciones para sacar ventaja.

La gloria ha llegado a una nueva definición de la Liga Nacional. Perdió ante San Lorenzo en la 18-19 en una tremenda final 4-3, mientras que en la 21-22 derrotó a Quimsa 3-2 y en Santiago del Estero. Ambas definiciones al límite. Lucas Victoriano buscará su segundo título al mando del equipo. De ese elenco campeón queda un sobreviviente: Nicolás Copello.

El cordobés cerró la campaña regular con una marca formidable de 27-11. Terminó con un par de victorias consecutivas y ganando 7 de los últimos 10 compromisos para atesorar un segundo puesto sumamente valioso tras batallar desde atrás en casa toda la etapa regular. Fue el segundo mejor elenco jugando en casa y el segundo mejor jugando como visitante.

En playoffs no la tuvo nada fácil. Chocó ante un renovado Regatas de Corrientes con el cual necesitó de cinco compromisos para vencerlo. Terminó siendo un duro 3-2 tras perder la localía inicialmente, sufrir una dura caída en el Juego 3 y quedando match point en contra. Celebró 85 - 81 en el cuarto juego y ganó 90 - 77 en el definitivo.

En semis chocó ante Olímpico en otra batalla impactante. Instituto dominó los dos primeros encuentros con su ofensiva, fue 2-0 a La Banda, chocó con un rival mejorando en ambos costados para que todo quede igualado y se defina nuevamente en Córdoba. La localía, volvió a ser un bastión clave donde Instituto ganó 73 - 62 en su mejor encuentro defensivo y llegar a la final.

Dentro del plantel cuenta con recursos de sobra. La solvencia y experiencia de Leandro Vildoza desde la base es determinante, y uno de los puntos centrales para guiar al equipo. Un tirador inconstante pero importante como Hoover, y sobre todo un tandem clave: Pomoli - Lugarini. El uruguayo y el santafesino son parte motora en ambos costados, en talla, en los ajustes, juego de frente y sacando ventaja en los switch. Tanto Saiz como Acuña son valores importantes en el rebote, presencia, la caída y respondiendo atrás.

La gloria necesita de su segunda unidad, correr la cancha cuando pueda y sobre todo su defensa. Las presencias de Cosolito, con su experiencia y oficio en partidos definitorios puede ser muy importante, la polivalencia de Jefferson como opción, y lo propio con Copello desde la conducción o bien recostado para tomar mayor cantidad de lanzamientos.

La defensa (76.1 ppp) es clave y sobre todo no perder el control en ese aspecto como le sucedió por momentos ante Olímpico y Regatas. ¿Podrá imponer su localía? ¿Sus recursos? Tiene las armas suficientes pero no deberá perder el enfoque atrás ni caer en la dependencia de uno o dos jugadores en ofensiva. La gloria por la corona.

José Fiebig

@Josefiebig

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO