• 24-07-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Colectivo rojo

Instituto dio el primer paso en la final de la Liga Nacional. Dentro de una paridad prácticamente total, el cordobés terminó sacando ventaja en el segundo extra ante Boca en un partido sensacional, muy cercano a un thriller de película. Celebró 100 - 96 en dos suplementarios luego de igualar en 79 y 87 respectivamente y adelantarse 1-0 en la serie.

La gloria contó con un colectivo que le terminó dando muchas soluciones. Pomoli fue la figura excluyente (17 pts, 7 rebotes, 4 asistencias, 5 recuperos), seguido de Lugarini con 16 pts y 7 rebotes y Hoover con 16 unidades. Copello fue otra de las llaves con sus 13 pts y 7 asistencias. Del otro lado, Boca tuvo la ausencia de Schattmann (¿Jugará el Juego 2?) y fueron Mata con 26 pts, 8 rebotes y 3 asistencias junto a Vildoza (21 pts) sus mejores exponentes.

El comienzo fue eléctrico y a puro gol. Instituto inició a buen ritmo con su perímetro, impuso su gol, logró sobrepasar la defensa rival con Hoover y Pomoli como estandartes. Boca intentó responder en velocidad, DeFelippo se metió en la ofensiva pero el xeneize falló atrás (12 - 7) y sin profundizar en la ofensiva. Lugarini sacó ventajas desde su ingreso, aunque el +5 se fue diluyendo para el local.

Vega encontró su lugar, fue un puntal en ambos costados, se asoció a Mata y DeFelippo para ejecutar en otra velocidad e igualar en 17. El palo a palo continuó hasta el cierre, se intercambiaron triples, aunque la segunda unidad de Instituto dio resultados. Tanto Copello y Acuña lograron ser importantes, Vildoza (8) respondió y recortó a 26 - 25.

El juego mantuvo sus pasajes de alto voltaje para ambos lados. Boca inició a buen nivel con Mata como eje con cinco puntos seguidos, una defensa desbalanceada de Instituto y el xeneize con mucho gol y facilidades en el inicio para quedar +4. Victoriano buscó otras alternativas, Hoover volvió a ser clave (11 pts, en el PT) además del trabajo de Saiz, quien ganó en ofensiva y logró contener a un juego interno de Boca sin protagonismo.

Instituto logró bajar el ritmo de Boca, imponerse en defensa y ganar con los cambios atrás. Boca extrañó el gol externo, Vildoza estuvo bien contenido y los últimos minutos fueron claves. La gloria impuso su velocidad, diferentes conexiones ofensivas y variantes que generaron la ventaja del final. Pomoli y Hoover sumado a un elegante Lugarini para cristalizar el 7-0 y cerrar 46 - 40 al frente.

Instituto logró escaparse en el score. El local estiró a +8 las acciones con un par de recuperos, exigiendo con éxito pero cediendo ante Mata y Vega como estandartes al mismo tiempo. Boca dependió de su tandem y logrando detener a Pomoli para igualar las acciones tras un 11-3 en velocidad y exigiendo bien a la gloria. Los últimos minutos del periodo fueron determinantes.

Instituto con tres recuperos prácticamente seguidos sumado a una presencia crucial de Copello. El base impuso su juego, sumó atrás, generó un par de acciones desde sus manos más un bombazo. Acuña rindió mejor como referencia y supo conectar con lugarini para castigar de frente al canasto.

Boca perdió las riendas, le costó generar juego, tener continuidad ofensiva y padeció a un Instituto letal y sumamente concentrado. Un parcial fatal de 15-3 para quedar +12, aunque en el final Boca encontró cierto respiro cerca del canasto, e intentando bajar el momento sublime de la gloria descontando a 66 - 57.

El final del periodo fue increíble. Si bien Instituto estiró nuevamente las cifras con la presencia de Acuña y velocidad que ejerció Hoover para anotar, el local volvió a repetir ciertos errores como le sucedió ante Olímpico y vio fantasmas claros en el final del cuarto. Boca comenzó a jugar mucho más físico, Mata y Langston encabezando la ofensiva, Vildoza en otra velocidad y un peligroso 7-0 (73 - 69) en el juego.

Instituto perdió velocidad y agresividad de juego, cayó en un bache muy peligroso y Mata llegó como héroe de Boca con seis puntos seguidos para igualar las acciones en 75. Dentro del golpe a golpe, Instituto se quedó sin juego, Pomoli fue al rescate, Mainoldi apareció y luego Vega con la puntada para quedar al frente. De hecho Instituto desperdició la siguiente ofensiva, perdió un balón y parecía todo liquidado, Boca no aprovechó su chance de oro, perdió el balón y Copello desde la línea facturó para ir al suplementario.

El primer extra tuvo de todo. Instituto sacó una rápida ventaja de +5 tras imponerse de nuevo cerca del canasto y Lugarini con un bombazo. Boca volvió a padecer sus pérdidas, aunque mantuvo el enfoque, supo presionar e igualar las acciones con un golazo de Vildoza. La gloria de nuevo ganó la primera línea y el dúo Pomoli - Saiz fue determinante para la ventaja. La última la tuvo Boca, o mejor dicho Vildoza y no falló. El base con el desequilibrio, el giro sobre Pomoli y el golazo para dejar todo en 87.

El final tuvo a la gloria como centro. Boca arrancó al frente y tuvo la bola con la ventaja 89 - 88 hasta que llegó la jugada clave. Recuperó de Pomoli, jugó en velocidad y le sacó la quinta falta a Vildoza. Instituto quedó arriba, volvió a birlar otra bola y apareció una fórmula clave : Copello - Saiz con sendos dobles de la misma manera cerca del canasto.

Boca flaqueó, le costó tener respuestas y claridad. Otro recupero más del local, doble de Lugarini y luego 1-2 de Pomoli (97 - 91). Langston descontó y llegó la acción del partido. Copello congeló la bola, abrió para Pomoli y el uruguayo rápidamente para el bombazo matador de Cosolito generando el +7 con 47s y sentenciando el partido.

José Fiebig

@Josefiebig

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO