• 19-01-2022
  • Buenos Aires, 15°C

En busca de la revancha prometida

Necesitaba ganar, es verdad, pero de todas las maneras posibles, la de hoy fue la ideal. Argentina aplastó a Eslovenia con enorme solvencia. Se juntaron dos equipos disímiles en cancha. Mientras a los nuestros les salió casi todo, la europea fue apenas un dibujo en un papel. Carente de revertir el mal momento desde el juego y desde lo anímico.

La diferencia entre un equipo y otro fue tan notable que el partido duró un tiempo. Lo mejor de la Argentina no fue ni la táctica ni las actuaciones individuales, fue el corazón con que predispuso el partido. Argentina sabía que tenía que ganar y dio la sensación que rápidamente olvidó la derrota de ayer con Lituania.

En principio Eslovenia propuso un partido rápido de posesiones cortas y Argentina tomó la invitación gustosa. Ofensivas menores a 15 segundos con un hombre en franca posición de gol, no fue algo que se viera en los nuestros habitualmente en este mundial. Y un dato significativo más: no hubo empacho en tirar de tres puntos.

Eslovenia jugó casi todo el mundial con siete jugadores, por lo que a esta altura el cansancio resiente las piernas y el aguante. Por consiguiente, los europeos se plantaron en zona y sin complejos no ofrecieron mucho más. Pero la historia no termina ahí, en realidad comienza. Argentina mostró como virtud divina la paciencia y el buen juego de pase… y sí por fin los buenos porcentajes en triples!!.

Así no hay zona que resista ni rival que aguante. Con 5/8 en triples en el primer cuarto se abrió en una diferencia de 11 (25-14). En definitiva, la cara que mostró la selección en 10 minutos, fue de grandeza. Olvidando el traspié y confiando en sí mismo.

El segundo cuarto fue un largo bostezo de 10 minutos. Pésimo. Sin ideas Eslovenia, confundido Argentina, el parcial se fue con un cerrado 10-8 a favor. Y los escasos 10 puntos de Argentina no obedecieron en modo alguno a la defensa Eslovena. Argentina más bien chocó contra sí misma.

El segundo tiempo fue más de lo mismo. Acaso hubo tiempo para corroborar que Leo Mainoldi es el mejor jugador argentino en el mundial, que Matías Sandes sin presión y con confianza es un enorme jugador que dará mucho más aún, que Treise jugó su mejor partido del torneo y que Argentina tiene tiro de tres puntos, solo estaba dormido.

Síntesis
Argentina (63):
Jonatan Treise 17, Leonel Schattmann 11, Axel Weigand 3, Matías Sandes 11 (x) y Leonardo Mainoldi 17 (FI). Alejandro Alloatti 0, Juan Manuel Rivero 8, Juan Pablo Figueroa 0 y Diego Brezzo 0, Juan Manuel Torres 1 y Fabricio Vay 2. DT: Gonzalo García.

Eslovenia (66): Ziga Zagorc 9 , Miha Fon 6, Domen Lorbek 13, Sasa Zagorac 1, Hasan Rizvic 8 (FI); Matej Venta 0, Mensud Julevic 0, Zan Vrecko 2, Blaz Cresnar 2 y Stanko Sebic 0. DT: Ante Perica.

Parciales: 25-14, 35-22, 57-38
Árbitros: Belossovic, Thaisa y Marranos
Estadio: 2200 personas

Declaraciones

Gonzalo García:
“Nos dejamos que Eslovenia nos lastime, eso nos dio seguridad para correr, esa fue la clave del partido”.
“Oprandi No jugó por una fuerte contractura y Juan Pablo Figueroa no tuvo inconvenientes para jugar”
“Por los estadios grandes no se sintió la localía. A pesar del aliento de la gente no sentimos la presión del local, pero puede ser que nos soltamos a no pelear por el título.
”No escuché la silbatina. Le jugamos de igual a igual, a todas las potencias y acá no se entendió que no estan Ginóbili Oberto y Cia. Esto es un mundial U-21 no uno de mayores“

Pablo Tosal
www.pickandroll.com.ar

COMENTARIOS (2)

Argentina 14/08/2005

Suerte chicos!!!!!<BR/>se lo merecen!

Responder
LOCALES 14/08/2005

SOMOS LOCALES MUCHACHOSSSSSSSSSSS

Responder

DEJA UN COMENTARIO