• 23-05-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Una soga cada vez mas fina

El presidente Felipe Lábaque asegura no encuentra la solución, ni explicación a este momento: “Este es el peor momento deportivo de la historia de Atenas. No vamos a tomar una decisión apresurada, pero tendremos que hacer algo rápidamente antes de que sea demasiado tarde. Por el momento Seguí continúa, aunque es evidente que no le encuentra la vuelta al equipo, algo en él está fallando. De todas formas habrá que ver qué opinan los demás directivos sobre él. A los jugadores no los podemos
cambiar, habrá que ver qué hacemos”.

Lábaque vivió un momento crítico el domingo, cuando algunos espectadores insultaron a los dirigentes y él intentó pelearse con uno de ellos, lo que motivó que su hijo Bruno también se sumara al incidente. El dirigente, que siente la presión de los resultados, reconoció: “Estoy desorientado y no le encuentro solución. Es la primera vez que vivimos algo así. Armamos un buen plantel, los jugadores están al día, no les falta nada, pero la verdad es que no están rindiendo para nada con las expectativas que genera jugar en Atenas”.

A su vez, Leonardo Gutiérrez sostiene que: “el tema está en que todos resignemos de hacer puntos para nuestra estadística, ni que nos privemos de meter la mano para hacer una falta, aunque eso signifique salir por foules. Si resignamos un poco esas cosas, el equipo saldrá adelante. No sólo hay que hablarlas, hay que hacerlas.

Y confía que para salir de la situación se necesita ”mover la pelota en ofensiva, defender duro y sacrificarnos, porque con el nombre demostramos que no le ganamos a nadie, ser más humildes, agachar la cabeza en este momento, tirar todos para el mismo lado y cuando hay una pelota suelta tirarse todos de cabeza“.

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO