• 29-06-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Gimnasia bajó a Estudiantes en La Plata

Le sale todo bien. Este básquet de Gimnasia modelo 2002 cotiza más alto que el dólar libre. Anoche le dio una paliza al bicampeón Estudiantes de Olavarría (101-88) y subieron sus acciones en la Liga Nacional de Básquet. Pero no fue casualidad. Los resultados lo avalan. Las últimas dos veces que enfrentó al Bataraz siempre gritó el Lobo. Además, sumó su décima victoria consecutiva. Ya dejó de ser la sorpresa para convertirse seriamente en uno de los candidatos. Siempre y cuando se mantenga con la cabeza metida de lleno como hasta ahora.

La expectativa en cuanto a lo que podía pasar en el rectángulo era saber si el conjunto de Gonzalo García podría repetir el planteo hecho en Santa Fe, cuando lo derrotó por el torneo Top Cuatro. Y fue así, nomás.
Gimnasia jugó igual. Y Estudiantes también. Por eso, a su ritmo, el local de a poco se fue alejando en el marcador. Al término del primer cuarto ya se imponía por diez (31 a 21) con Javier Bulfoni
-está entre los mejores de la Liga- como goleador y figura junto a Roberto López. Sin embargo, la diferencia la hizo Moravansky con tres triples consecutivos.

Cuando arrancó el segundo, el Lobo metió un parcial de 12 a 1 y quedó a 21 de distancia (43 a 22) que sería la máxima. Nadie lo podía creer. El bicampeón estaba de rodillas y Gimnasia no le tenía piedad.
A pesar de la siesta en la que estaba inmerso, el conjunto de Hernández se despertó con el goleo de Ginóbili y achicó a 13 para irse al descanso.

En el tercero, la visita puso un parcial de 8 a 2 y se acercó a 7 (57-50). Pero cuando parecía que se le complicaba el juego, los albiazules aprovecharon un par de técnicos a favor y la pérdida de Estudiantes de Logrippo.

El último parcial arrancó con los triperos arriba por 14. Y con la inteligencia de Lauro y Roque Fernández en la conducción más el goleo de López, supo dominar hasta el cierre. El Bataraz sólo pudo arrimarse a nueve (80-71), pero se quedó sin tres hombres clave -Ginóbili, Ruiz Moreno y Quinteros- por faltas y chau partido.

La gente copó el Poli y lo disfrutó desde afuera; adentro siempre respondieron con garra y juego. En fin, a este Gimnasia todo le sale bien.

Fuente: Joaquín Sánchez. Diario Hoy (La Plata)

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO