Ingrese texto de busqueda

16/06/2019 02:14 | Liga Endesa

Arranque inmejorable

Real Madrid sometió a Barcelona en el primer juego de las finales de la Liga Endesa. Se impuso 87 - 67 con una gran actuación de Campazzo, autor de 19 pts y 4 asistencias. El elenco blanco dominó en ambos costados para sacar claras diferencias. Deck aportó 3 pts, 1 reb y 1 asist.
Autor:José Fiebig (@Josefiebig en twitter)
Arranque inmejorable

Real Madrid tuvo un excelente comienzo en las finales de la Liga Endesa. Derrotó al Barcelona 87 - 67, donde Facundo Campazzo emergió como gran figura. El cordobés cerró con 19 pts (2-3t2, 3-5t3, 6-6t1) sumado a 4 asistencias en 23 minutos. Gabriel Deck aportó 3 pts (0-1t2, 1-2t3), 1 rebote y 1 asistencia en 14 minutos. Ambos como iniciales.

El local arrancó sólido su encuentro. Encontró velocidad, variantes y facilidades para desbordar al Barcelona. Un comienzo claro de 9-2, donde Campazzo (7) fue letal para dañar al rival. De a poco la visita se acomodó, Tomic (4 pts, 4 reb) fue alternativa pero con poca regularidad en general. El cordobés anotó un doble con finta para seguir arriba y aprovechar su buen tramo.

Real Madrid tuvo mucho gol en sus guardias, Llul (9) con un excelente ingreso, y los internos dominando por momentos. Tavares ganó cerca de los cristales, y más allá de la paridad que propuso Barcelona, fue el local quien tuvo el control para cerrar 22 - 17 al frente el score.

Arranque inmejorable

Real Madrid sostuvo su regularidad y la diferencia. Con variantes, mayor movilidad y eficacia estiró a 30 - 19 las acciones en los primeros minutos. Nuevamente Campazzo y Llull fueron figuras, y Barcelona no pudo encontrar la vuelta achicar guarismos y meterse en juego. Ribas apenas dio el presente, Tomic no anotó en el periodo, y el local tuvo facilidades y seguir en alza.

Fernandez aportó sendos triples, y tomó mayor renta en el partido (36 - 23). La visita tuvo punto en Oriola, algún pasaje de Heurtel y realmente poco más. El final fue todo para el conjunto blanco. Dentro de la regularidad ofensiva fue Campazzo quien tuvo la última palabra. Un triple fantástico a una pierna con la chicharra encima para quedar 47 - 32 arriba.

El tercer periodo tuvo pasajes para ambos. Real Madrid siguió con firmeza, tuvo paciencia en ofensiva y buen juego colectivo. Defendió duro su cristal y mantuvo a Barcelona realmente frustrado en diferentes pasajes. Fernandez y Randolph fueron solución con su movilidad, y el juego de pases fue letal para producir y ejecutar (54 - 41).

De a poco intentó Barcelona clausurar la conexión de su rival, pero realmente le costó mucho. Singleton y Oriola como estandartes, Claver ayudó en los tableros y pudo decorar el resultado Barcelona. Tras el +16 concretado con cuatro minutos, Real Madrid perdió consistencia, no tuvo segundas opciones y perdió cierta ventaja. Barcelona aceleró, Heurtel colaboró y las cifras quedaron 63 - 52.

El final terminó siendo para el elenco blanco. Si bien Barcelona mejoró en defensa y trató de interceder en la pintura, no tuvo constancia en ofensiva, poca efectividad a larga distancia y lo padeció en los minutos finales. Real Madrid movió bien la bola, Causeur clavó un triplazo (71 - 54) en otro furioso comienzo de periodo del dueño de casa.

El conjunto de Laso supo maniatar a Barcelona, y prácticamente no dejó que se acerque en el score. Campazzo colaboró con las últimas pinceladas y las diferencias fueron realmente claras (76 - 63). Barcelona con apenas 6-21 en triples, y poco de su quinteto para reaccionar. Real Madrid cerró sin problemas el juego y la ventaja inicial de campo.

El fantástico triple de Campazzo en el cierre del primer tiempo

José Fiebig

@Josefiebig